30 diciembre, 2020

Cumplimiento del cupo laboral trans

En sintonía con la Municipalidad y una ordenanza aprobada por el cuerpo, el Concejo empezó a incorporar personas travestis, transexuales y transgénero a su planta de personal.

Se trata de Michelle Mendoza y Santiago Quizamás quienes empezaron a trabajar en el área de recepción del Palacio Vasallo y la comisión de Feminismos y Disidencias, respectivamente.

Ingresaron de acuerdo al proceso de selección correspondiente al año 2020. De la misma forma, trabajadoras y trabajadores del mismo colectivo empezaron a formar parte de la planta de la Municipalidad.

Las incorporaciones son en cumplimiento de la ordenanza Nº 9.543 votada por el Concejo Municipal en 2016, un proyecto de la actual presidenta del cuerpo María Eugenia Schmuck, del bloque Radical, y su compañero de bloque de entonces, Sebastián Chale.

“Hoy es un día histórico, un día en donde Argentina amplió derechos, un hito en la historia de las libertades de millones de mujeres. En ese marco, decidimos cumplír con una deuda pendiente de nuestra institución, la incorporación de las primeras dos personas a través del cupo laboral trans. Seguimos celebrando estos momentos porque son necesarios para construir una realidad más igualitaria. Tenemos la responsabilidad de cumplir con nuestra palabra y de cumplir con la historia”, expresó Schmuck durante una reunión de bienvenida que se realizó en el despacho de la Presidencia, en la mañana de hoy, viernes 30 de diciembre.

En aquella oportunidad, cuando se presentó y trató el proyecto, se tuvieron en cuenta planteos realizados por Vox Asociación Civil, Putos Peronistas, el Frente de la Diversidad del Movimiento Evita, y otras organizaciones del movimiento LGTBIQ+. Es decir, la norma surgió como resultado de las luchas de ese colectivo.

“El derecho a la identidad de género es una prerrogativa que integra el más amplio derecho a la propia identidad, formando parte del plexo normativo de los derechos humanos”, señaló Schmuck a través de su iniciativa. La norma se fundamenta en la Constitución Nacional, así como los tratados internacionales de derechos humanos y la ley nacional Nº 26.743 sancionada en 2012 y que establece el derecho a la identidad de género, entre otras normas.

“Travestis, transexuales y transgéneros generalmente son excluidos y excluidas del mercado laboral, viendo frustradas sus expectativas de lograr un plan existencial”, argumentó.

Además recordó que “es un colectivo especialmente sensible a sufrir y padecer discriminación, ya que siguen existiendo prejuicios culturales y socio-laborales a la hora de aceptarlos en determinados ámbitos regulares del mercado laboral”.

Según el texto de la ordenanza, “la Municipalidad de Rosario deberá incorporar anualmente a su planta de trabajadoras y trabajadores a cinco personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan condiciones de idoneidad para los cargos”.

También propone promover su inclusión en los organismos descentralizados y autárquicos municipales, empresas del Estado, sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria, sociedades de economía mixta y todos aquellos organismos empresariales donde el municipio tenga participación mayoritaria en el capital.

Además se garantizarán los mismos derechos y remuneraciones, y deberán cumplir con las mismas obligaciones por sus prestaciones que los demás empleados y empleadas que desempeñen en el Estado.

A la Municipalidad también ingresaron Mariana Fregenal, Virginia Rivero, Xiomara Toffoletti y Mariana Braccani.