14 noviembre, 2017

Por la paz social y permanente en Colombia

Ediles de la comisión de Derechos Humanos se manifestaron a través de un proyecto declarativo y resolutivo que obtuvo despacho  en la jornada 

La reunión estuvo presidida por su titular, Celeste Lepratti, del Frente Social y Popular, e integrada también por María Fernanda Gigliani, de  Iniciativa Popular, Carola Nin, de Compromiso con Rosario, y Norma López, de Frente para la Victoria.

Luego de la asistencia de integrantes del colectivo “Colombia en Rosario” la reunión de la comisión del 24 de octubre y en la que manifestaron “preocupación por la violencia que se vive en ese país, entre otros conflictos”, se determinó redactar una declaración.

El texto expresa que “el Concejo Municipal insta al cumplimiento y la vigencia de los acuerdos de paz” , proceso en el que intervinieron organismos de derechos humanos, a fin de “garantizar una paz social duradera”. También se pronuncia a favor de leyes que no estigmaticen ni criminalicen la inmigración dentro del territorio nacional. Desde el mismo cuerpo los ediles acompañan la petición del mismo colectivo para que los residentes locales puedan votar en las elecciones de ese país en 2018, a través de un consulado móvil instalado en Rosario. Según la resolución, el Concejo Municipal y, a través de los salvoconductos que correspondan, propone elevar a la Embajada de de Colombia el texto declarativo.

También se otorgó proveído favorable con pase a la comisión de Presupuesto a varias modificaciones de artículos de la ordenanza Nº 6.238 que dio origen del Teléfono Verde que se utiliza para denuncias vinculadas a violencia de género. Los cambios fueron propuestos por la concejala Marina Magnani, de Unidos y Organizados-FPV.

Dentro de las modificaciones, se ordena que la atención se garantice durante todos los días del año a través de un equipo especializado e interdisciplinario integrado por trabajadoras sociales, abogadas y psicólogas. Para brindar el servicio deberá disponerse de un número telefónico de tres dígitos.

La selección del personal deberá realizarse por concurso; y procurarse un espacio físico de características edilicias adecuadas para el funcionamiento del equipo, entendiéndose que la atención va a dirigida a mujeres que, por su condición de víctimas, se encuentran en una situación de gran vulnerabilidad.