16 abril, 2018

 Solicitan mayores descuentos al banco Municipal para el uso de posnet

El proyecto de Renata Ghilotti, de Cambiemos, refiere a la obligatoriedad dispuesta a partir del 1º de abril para el pago electrónico destinado a comercios y monotributistas.

La concejala propone, a través del Banco Municipal de Rosario, una serie de beneficios y descuentos para acompañar y reducir el costo que implica incorporar el pago electrónico a los pequeños comerciantes y monotributistas de nuestra ciudad.

El Banco Municipal de Rosario ofrece a comercios y a pymes un servicio de cuenta corriente para que puedan contratar algún sistema de cobro electrónico. En esa línea, Ghilotti solicita una bonificación en el costo de esta cuenta y en forma exclusiva para aquellos pequeños comerciantes y monotributistas que adquieran por primera vez ese mecanismo de pago.

La medida dispuesta por el gobierno nacional, señala el uso obligatorio de postnet para las compras superiores a $10 en todos los comercios, en tanto la medida abarca a monotributistas  de todas las ciudades con más de mil habitantes.

“A partir de ahora, todo aquel que ofrezca productos o servicios, debe tener un dispositivo que le permita al consumidor abonar con tarjeta de débito.  Sabemos que los costos varían según el servicio que se adquiere o el banco que financia la cuenta corriente necesaria, y es por ello que desde el Concejo le solicitamos a nuestro Banco Municipal  que no se mantenga ajeno y acompañe con mayores descuentos y beneficios a los comerciantes de Rosario”, explicó Ghilotti.

“La obligatoriedad del pago electrónico no es algo nuevo, el cronograma lleva en vigencia más de un año y finalizó el pasado 1º de abril cuando incorporó a los monotributistas de clases A y E (los que faltaban).  Del mismo modo comenzarán los controles, primero serán visitas amigables con simples advertencias pero luego quienes no cuenten con la posibilidad del pago con tarjetas serán sujetos pasibles de multas. Los consumidores ya pueden realizar sus denuncias en la página oficial de AFIP”, explicó la edila de Cambiemos.

En el mismo modo, argumentó que “es una medida  necesaria y muy esperada por los consumidores y con la cual además se aspira a blanquear ese alto porcentaje de economía en negro que tenemos en Argentina y a beneficiar a  quienes  perciben jubilaciones mínimas y de planes sociales, ya que desde julio del año pasado reciben un 15 por ciento de devolución del IVA por compras con tarjetas de débito, con un tope de descuentos de hasta 300 pesos por mes”.

Implementación

El costo de implementación del sistema se incluye en el crédito fiscal, y la instalación por primera vez se bonifica por dos años. “Ahora bien, los costos del alquiler del aparato y el gasto por apertura y mantenimiento de la cuenta bancaria, varían entre las diferentes empresas prestadoras y los bancos intervinientes. Es por eso que desde el bloque de Cambiemos le exigimos al Banco Municipal de Rosario que acompañe la medida en aquellos pequeños comercios que aún no se han adecuado a la normativa”, señaló.

“En el caso de los locales, lo más sencillo suele ser alquilar un aparato fijo o inalámbrico. Para tal caso hay dos empresas que en promedio cobran un cargo fijo por alquiler de unos 300 pesos mensuales. A este arancel hay que agregarle la comisión por cada cobro realizado, en el caso de las tarjetas de débito: el 1,2% del total facturado, es decir unos 11 pesos por cada 1000 pesos recibidos”, manifestó Ghilotti  y agregó “Para aquellos que trabajan en la calle, por ejemplo, el servicio público de taxis, con el sistema conectado al teléfono celular  (Mercado Pago)  no se paga alquiler mensual. El costo total es menor y  prácticamente ya no hay más excusas para seguir dilatando su implementación”.