29 octubre, 2018

A 8 años de la muerte de Néstor Kirchner

Por Norma López, presidenta bloque concejales FPV

Tuvo la capacidad de los grandes para sentarse a la misma mesa con sus aliados como con sus oponentes. Tomó el mando como presidente en un momento similar al de hoy, regado de desocupación, pobreza, deudas con el extranjero, una industria nacional devastada, una situación social caldeada. Pero, paso a paso, año a año, con cada gestión hizo lo que se propuso: rearmar una Argentina equitativa, justa y para todos y todas. Así fue Néstor Kirchner, un hombre que marcó la historia política de nuestro país.

Un día como hoy de 2010 moría en El Calafate a los 60 años. Tuvimos la oportunidad de militar y trabajar en el mismo espacio político, aprendimos de él que una Argentina con lugar para los que menos tienen es posible y fue real. Junto a Cristina Fernández nos marcó un camino a seguir, el de la equidad y la justicia social, así como lo hicieron tiempo atrás Perón y Evita.

Con Néstor ganamos todos y todas. Ganamos porque siempre su decisión política fue la de beneficiar a los que menos tienen, defender a trabajadores y trabajadoras, impulsar la industria nacional, fomentar las economías regionales y alejarse de la decisión de los organismos internacionales que sólo buscan implementar medidas que beneficien sus cuentas financieras.

Cuando con Néstor (y después con Cristina) pudimos volver a valorar la educación pública, con Macri la estamos perdiendo. Cuando con Néstor se trabajó para después repatriar a científicos, con Macri se quedaron sin trabajo. Cuando con Néstor los docentes volvieron a tener un salario digno, con Macri se olvidaron. Cuando con Néstor se reactivó la economía y se generaron puestos de trabajo, con Macri cierran las pymes y las empresas están en procesos de crisis. Cuando con Néstor los servicios como la luz, el agua y el gas, eran para todos, con Macri destinás medio sueldo para pagarlos.

Macri asumió en diciembre de 2015 y definió entre sus primeras medidas neoliberales: eliminación de las retenciones; suba de las tasas de interés; fin del cepo cambiario; eliminación de las Declaraciones Juradas de Necesidades de Importación; la baja de alícuotas de impuestos distorsivos… entre otro montón de medidas que fueron contra las mujeres, los niños, la discapacidad, los servicios… La lista es extensa. La asfixia, inmensa.

Y vemos además otras definiciones como la represión a los manifestantes, con los no debates de proyectos antidemocráticos. En algún momento Néstor dijo: “Cuando se tiene que presionar es que hay muy pocos elementos para convencer”.  Así es. Y es meritorio recordar otra frase que brindó en un discurso en la Plaza de Mayo: “Como en las peores etapas del ’55 y del ’76 salen como comandos civiles y grupos de tareas, para agredir a los que no piensan como ellos, en forma vergonzosa.”

Las diferencias entre lo que suma y lo que resta. Entre los derechos ganados y la patria pisoteada. Entre el amor y el odio. En este día del 8° aniversario de su muerte llamo a cada uno y una de ustedes a salir a la calle, a militar, a luchar por la Argentina que pudimos levantar con Néstor, que mantuvimos con Cristina, con los legados de Perón y Evita, a volver a creer en la política…

«Quisiera que me recuerden con piedad por mis errores, con comprensión por mis debilidades, con cariño por mis virtudes…» #NestorVive