5 noviembre, 2019

Analizaron en Gobierno norma sobre venta ambulante

En su encuentro semanal realizado este mediodía, martes 5, en la Sala de la Memoria del Anexo I “Arturo Umberto Illia” otorgaron proveído favorable a modificación de la ordenanza que regula la actividad.

La normativa que surge a partir de propuestas consensuadas entre la concejala Caren Tepp, de Ciudad Futura, y el edil Gabriel Chumpitaz, de Cambiemos, recibió proveído favorable y fue remitida a la comisión de Salud.
En la primera parte coordinó la reunión el vicepresidente de la comisión, el concejal Chumpitaz, de Cambiemos, y luego su titular, María Eugenia Schmuck, del bloque Radical, con la presencia de los concejales Tepp, de Ciudad Futura; Marina Magnani, de Unidad Ciudadana; Horacio Girardi, de la bancada Socialista, y Roy López Molinas, de Cambiemos.
Con relación al tema de la venta ambulante y a partir de un proyecto que comenzó a analizarse hace varias semanas, planteado por los ediles de Ciudad Futura, que disponía un régimen de permisos de venta ambulante mientras dure la emergencia social, el edil Chumpitaz -luego que en el recinto lo había planteado el concejal López Molina- planteó una iniciativa para modificar la actual ordenanza que regula la actividad, y en base a la cual, a su vez propuso cambios la edila Tepp.
En el artículado ahora remitido a la comisión de Salud, se precisa que “el cupo para permisos de venta ambulante, nunca podrá ser inferior al 0,1 por ciento del total de la población de la ciudad, establecida mediante las proyecciones de población estimadas por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) en base a los datos censales y las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)”.
Consignó la concejala Tepp que en la actualidad el cupo sería de aproximadamente 1.000 permisos.
Por su parte la edila Schmuck mencionó que habían consultado al Departamento Ejecutivo y en la actualidad hay 820 permisos otorgados y 400 en lista de espera.
En cuanto a las zonas para la venta indicó la concejala de Ciudad Futura, que se plantea se incorporen área que no están en las normas reglamentarias, y por ejemplo mencionó el parque de la Cabecera.
Sobre el tema zonas el edil Chumpitaz indicó que respeto lo acordado -en cuanto a que lo establezca el Ejecutivo- pero estimó que “debería disponerlo el Concejo, como contralor”.

Sobre mantenimiento de semáforos
Del edil Agapito Blanco, de Cambiemos, se otorgó despacho a un decreto que pide el cumplimiento de uno similar, el N° 57.160, del 12 de septiembre pasado, que disponía que en un plazo de 30 días el Departamento Ejecutivo debía adjudicar el servicio de mantenimiento de la señalización luminosa del tránsito.

Otros despachos
Asimismo del concejal Blanco se otorgó proveído favorable y remitió a la comisión de Presupuesto un decreto que solicita al Departamento Ejecutivo que informe cuáles de los edificios que se encuentran incluidos en el Cátalogo de Preservación Patrimonial, dispuesto por la ordenanza N° 8.245/08 pertenecen a asociaciones civiles.
Indicó el edil López Molina que la iniciativa surgió a partir de lo ocurrido con relación al Club Italiano, cuando se difundió que podría ser demolido para la construcción de un edificio, información que resultó falsa. De igual modo en los considerandos del decreto se alude a lo sucedido con la casona que ocupaba la Asociación Amigos del Arte, en 3 de Febrero al 700.
De la concejala Renata Ghilotti, de Cambiemos, se dio despacho a un decreto que requiere se cumpla uno anterior que solicitaba información sobre las empresas prestatarias del servicio de recolección de residuos y acerca de la ubicación de los contenedores.
Se otorgó, por otra parte proveído, y retornó a la comisión de Obras Públicas, un decreto elaborado por la misma por el que se encomienda al Departamento Ejecutivo que realice un estudio de factibilidad para llamar a licitación pública a los efectos de instalar un nuevo centro para la prestación del servicio de revisión técnica vehicular, tal como resulta de la resolución N° 26 del 29 de marzo pasado de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, y en cumplimiento de la ordenanza N° 9.281, del 2014.
Por su parte quedó en estudio un proyecto de ordenanza de la concejala Magnani que crea el rubro “servicios de cobro extrabancario” al anexo del rubro comercial “para su identificación y habilitación municipal correspondiente al local donde se abonan servicios, tributos y otros”.
Explicó la edila que esto se relaciona con locales “como Rapipago o Pagofácil, donde hay gente que espera en la calle con dinero para realizar sus pagos” y acotó que ahora se agregó la posibilidad de extraer dinero de tales espacios, “con lo que se expone a la gente a asaltos”, respecto a los cuales, dijo “no se difunden”.
El edil López Molina y coincidió en el tema su par de bloque, Chumpitaz, consideraron que “no pdemos meternos en tema de encuadre sindical”, aunque sí estimó López Molina, que podría analizarse lo vinculado al tema de la habilitación de los locales.
Se acordó para la próxima semana que la comisión recibirá para escucharlos sobre el tema a integrantes de la Asociación Bancaria, seccional Rosario.
De igual modo quedó en estudio un pedido realizado por un artista plástico, Cristian Elías Varela, quien requirió la autorización para instalar el próximo 15 de noviembre en la intersección de la peatonal Córdoba y Corrientes la obra escultórica de la serie “Estatuario Exhibicionista”, realizada con materiales reciclados, consistente en “un falo hecho de basura”.
La edila Schmuck sugirió consultar a la Secretaría de Cultura respecto al pedido.

Sobre la Biblioteca Vigil

Recibió también despacho una declaración propuesta por la edila Norma López, del Frente para la Victoria-PJ, a quien acompañaron Jesica Pellegrini y Tepp, de Ciudad Futura; Andrés Giménez y Magnani, de Unidad Ciudadana, y María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, por la que el Concejo “manifiesta su beneplácito, frente a la decisión de la Justicia provincial de eximir a la Biblioteca Popular ‘Constancio C. Vigil’, símbolo de la lucha por los derechos humanos, de abonar honorarios profesionales exhorbitantes que, de haber sido habilitados, hubieran puesto en serio riesgo los bienes recuperados por la comunidad, como así también su continuidad institucional, atento a su importancia como prueba viva del genocidio cultural y social perpetrado por la última dictadura cívico militar, y por tratarse además de la preservación y supervivencia de un espacio fundamental, recuperado para la memoria de todos los argentinos. Este cuerpo saluda la lucha colectiva de socios, vecinos, fundadores, ex miembros de comisión directiva, ex estudiantes, organizaciones sociales, políticas y de Derechos Humanos que llevó más de tres décadas hasta la recuperación definitiva de la Biblioteca Vigil”.