10 septiembre, 2019

Anunciaron sanciones a policía que manipuló pruebas en la causa de Emi y Faku

Con la presencia de la concejala del bloque Radical María Eugenia Schmuck, familias de las víctimas dieron a conocer el castigo impuesto por falta grave.

Sonia Gómez, madre de Federico Gómez el joven que conducía el auto en el que fallecieron Emi y Faku, se desempeñaba como policía al momento del siniestro y fue acusada de ocultar y adulterar evidencias tras el hecho.

Valeria Stortoz y Fabiana Ferreyra, mamás de Emi y Faku, junto a familiares y amigos convocaron el martes 10 de septiembre a una conferencia de prensa donde dieron a conocer las sanciones aplicadas sobre la oficial de policía Sonia Gómez.

En el Salón de los Acuerdos Lisandro de la Torre estuvieron acompañados por la concejala Schmuck, además de representantes del Centro Único de Atención a Víctimas y del Ministerio de Seguridad provincial.

Desde el Ministerio de Seguridad se comprobó la existencia de una “falta grave” en el área administrativa por lo que se amplió la suspensión que pesaba sobre Gómez con inicio el 18 de agosto de 2018 a la fecha del hecho, 22 de febrero de 2014.

De esa forma, “se materializó desde entonces la no devolución de haberes que le fueran retenidos” durante el período en que la oficial revistió el estado de disponibilidad.

“La existencia de una sanción por parte del Estado tiene una implicancia sustancial hacia la restitución de derechos de los familiares de las víctimas, quienes a lo largo de estos años han transformado el dolor el lucha y son actualmente grandes referentes de la seguridad vial y el alcohol cero al volante”, declaró Schmuck.

Gómez fue condenada en primera instancia judicial y absuelta en segunda instancia por el beneficio de la duda. Había sido imputada por violar las restricciones perimetrales de no acceder a la zona del siniestro sin autorización, estar dentro de ese área restringida, haberse apoderado del automóvil siniestrado, de dos botellas de cerveza que se encontraban en su interior y de la mochila de una de las víctimas. “De esta manera, la mujer habría impedido que pudieran ser material de prueba para la investigación”, expresaron en el marco de la conferencia de prensa.

“Es cerrar una etapa muy dolorosa, muy larga, habiendo saldado la deuda que teníamos para con nuestros hijos. Esto demuestra que decíamos la verdad, que Sonia Gómez es culpable de los delitos de los que se la acusó en un primer momento y es culpable de lo que hizo ese día que le quitaron la vida a nuestros hijos”, expresaron con emoción Fabiana y Valeria.

Es necesario señalar que al no haber sido condenada en la instancia judicial, de no haberse aplicado la sanción de falta grave en lo administrativo Gómez hubiera tenido el derecho de solicitar la restitución de los fondos en cuestión.

“La suspensión de empleo para un personal de la policía es una falta grave que corta la carrera, que es el antecedente a una destitución”, aclaró David Reinero, del Ministerio de Seguridad.