14 febrero, 2020

Conmemoraron el 102 º aniversario de la independencia de la República de Lituania

La ceremonia fue organizada  por la Dirección General de Educación y el Foro de Colectividades de  Rosario, en el marco de las actividades del programa “Colectividades al Concejo”.

La serie de actos programados se inició con el izamiento de la enseña  argentina en el Mástil Mayor del Monumento Nacional a la Bandera. En ella se hallaban presentes, en representación del Palacio Vasallo,  el concejal Agapito Blanco; la subsecretaria Legal y Técnica de la Municipalidad de Rosario, Juliana Conti, por la intendencia y el cónsul honorario de la República de Lituania en Santa Fe y vicedecano del Cuerpo Consular, José Rubén Repsys.

Asimismo, se hallaban presentes componentes del Cuerpo Consular acreditado en nuestra ciudad y lituanos que viven en nuestra ciudad.

El acto central

 Concluida la ceremonia de izamiento,  las autoridades e invitados se dirigieron a la Galería de Honor de las Banderas de América de dicho monumento, donde se desarrolló  la ceremonia central.

La serie de homenajes, con la colocación de coronas de laureles, se inició con el del cónsul honorario y su esposa, Adriana María Teresa Billoni Mengual, tras lo cual hicieron lo propio Blanco y Conti, así como representantes del Cuerpo Consular, a quienes siguieron componentes de la Federación  de Asociaciones Lituana de la Argentina y del Club Social Lituano de Rosario: Bronio Bareiquis, Ingrid Repsys y Sebastián Inglesias.

Un toque de Silencio cerró la serie de ofrendas y a continuación fueron entonadas las estrofas de los himnos nacionales de Argentina y Lituania, interpretados por el Coro del Club Lituano de Rosario “Voces del Bosque”, dirigido por el maestro y profesor Miguel Ángel Rodríguez, designado oportunamente como artista distinguido de  Rosario por el Concejo.

Palabras de Repsys

En el inicio de su sentida exposición, Repsys expresó el júbilo de toda la comunidad lituana por la celebración del cumpleaños de Lituania, “ya que el 16 de febrero de 1918 fue el día que nos devolvió la esperanza, la fe y el coraje de tener nuestra patria libre y recobrar el pueblo la identidad, rompiendo con el sometimiento, durante dos siglos, a la Rusia zarista”.

Recordó el cónsul a los patriotas, como Jonas Basanavicius, “que junto a toda la intelectualidad lituana, el clero católico, los valientes contrabandistas portadores de libros escritos en lituano que hablaban de libertad y todas las personas anónimas  que lucharon contribuyendo, en gran medida a la protección de su tierra natal, logrando establecer , en el territorio reducido de lo que fue Lituania, en otros siglos, el Estado actual”.

Hizo referencia  luego a la fecha enunciada, durante la 1º Guerra Mundial, en la que, debilitada Rusia, un Consejo de 20 lituanos nacionalistas, reunidos en Vilnius, redactan y firman  el Acta de la Independencia de Lituania y establecen a la enunciada ciudad  como capital.

“La independencia, sellada en un documento de 122 palabras se expresó en 122 esperanzas y 122 pasos hacia el “ser lituano”, afirmó Repsys, quien en su sentida alocución, hizo hincapié en los acontecimientos europeos que derivaron  en la 2º Guerra Mundial y devolvieron “a Lituania, como botín de guerra a su antiguo dominador, integrando la URSS”.

Fue así que en una acción de desmedido coraje “los lituanos enfrentan a Rusia y marzo de 1990 y el 13 de enero de 1991 recobran con su sangre  derramada, ante los tanques del enemigo, la patria que hoy tenemos”, subrayó el cónsul que nos ocupa.

Lituania hoy

El cónsul puso blanco sobre negro sobre la actualidad  a Lituania apuntando a un país libre, integrante pleno de la Unión Europea a través de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), que avanza  hacia una consolidación económicamente estable, ya que en el 2013, los lituanos alcanzaron su status pleno de país desarrollado y colocado a la vanguardia en campos tales como la educación –el 93% de la población tiene estudios medios y superiores y habla dos idiomas extranjeros-, en los que se destacan los estudiantes  en matemáticas, tecnología y ciencias”.

En el final Repsys bregó porque los lituanos conserven su sed de verdad, con espíritu terco y valiente, siendo siempre leales a ellos mismos y a su patria.

En el Propileo

La prosecución de los actos programados continuó, en memoria de los que dieron su vida por la libertad de Lituania, en el Propileo. Allí tuvo lugar un minuto de silencio, junto a la llama votiva y, finalmente, en la Sala Puerto Argentino del Palacio Vasallo, las autoridades y sus acompañantes escucharon la palabra del concejal Blanco.

El legislador local atrapó a los asistentes y al propio Repsys, ya que Blanco sorprendió a todos con su bagaje de conocimientos  sobre la historia lituana, destacando al país como centro geográfico de Europa, la potencia de una nación que luchó contra la ocupación y triunfó. Incluso, hizo referencia a la mítica lituana y a sus riquezas naturales, respetando ideologías y sobreponiendo su cultura nacional a la de los transitorios ocupantes.

Finalmente, los asistentes participaron de la actuación del Coro “Voces del Bosque”, del Club Social Lituano  que dirige el maestro Miguel Ángel Rodríguez.