18 noviembre, 2020

Conversatorio con mirada en la prevención

En el marco de la Semana de Educación sobre Prevención contra el Abuso Infantil, se realizó un homenaje a Liliana Pauluzzi y un conversatorio sobre Estrategias y herramientas de abordaje del abuso infantil en territorio.

Como parte de las actividades que se están desarrollando adhiriendo a la Semana de la Prevención del Abuso Infantil y al cumplirse un año del fallecimiento de Liliana Pauluzzi, se realizó un homenaje a esta histórica militante, reconocida psicóloga, docente, impulsora de la educación sexual integral (ESI), activista del feminismo y comprometida con el efectivo cumplimiento de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

La actividad estuvo a cargo de la concejala Lorena Carbajal, del bloque Socialista, quien además del diploma de distinción entregó a Mariel Bianco (hija de Liliana) una cantidad de cartas que alumnas del Instituto del Profesorado de nivel inicial y primaria, escribieron agradeciendo su legado. Participaron además las concejalas Caren Tepp y María Luz Olazagoitía, de Ciudad Futura-FSP; Susana Rueda, de Rosario Progresista, y Norma López, del Frente de Todos-PJ.

Finalizado el homenaje, comenzó el conversatorio sobre «Estrategias y herramientas de abordaje del abuso infantil en territorio», con la intervención de la fiscal Nora Marull de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual del Ministerio Público de la Acusación (MPA) quien expuso que el 80% de los casos de abuso que llegan a Tribunales son a menores de 18 años y el restante 20% tienen de 18 a 25 años y que en el 80% de todos los casos se producen dentro de lo que llamó “zona de confort”, esto es por familiares, amigos, allegados.

También detalló los mecanismos a través de los cuales se pueden realizar denuncias y como se abordan los casos una vez que llegan a fiscalía y expuso las medidas instrumentadas para acelerar las declaraciones de los menores en Cámara Gesell. “Cuando se inició el trabajo -en 2014- en un turno de una semana teníamos entre 12 y 14 denuncias, hoy en promedio tenemos entre 32 y 37. Se incrementaron notablemente”, destacó la fiscal. Y agregó que “en épocas de pandemia y de convivencias extendidas se incrementó ese pedido. Por eso debemos hacer hincapié en la prevención porque nosotros empezamos a actuar con el hecho consumado y el daño ya está hecho”. Finalmente, la Dra. Marull referenció el aumento en los casos de grooming, los cuales también se incrementaron con el contexto de encierro y de aumento del uso de la virtualidad en los niños, niñas y adolescentes.

 Luego fue el turno de exposición de la psicóloga Laura Codina del equipo interdisciplinario del Ministerio Público de la Acusación, quien destacó el rol que cumplen los Centros de Convivencia Barrial, los y las docentes y los profes de escuelas de deportes del barrio, porque “como la gran mayoría de los abusos se dan hacia el interior de la familia, ese externo es central en la detección y proveen un ambiente de acercamiento que permite el relato”. Y resaltó: “cuando se produce un abuso lo que está en juego es el abuso de poder y el delito de violencia de género”.

Codina hizo un exhaustivo relato sobre las manifestaciones mínimas a las que deben estar atentos los adultos y que pueden aparecer en los niños y niñas que pueden estar siendo abusados y no se animan a contar. El trabajo central se da luego para reconstruir no sólo un proceso judicial sino la autoestima, la confianza, la integridad y el estado anímico. Sobre el grooming destacó que “la red es hoy una forma de comunicación y lo que hay es un proceso de seducción de los groomers”.

Asistieron además Nicolás Gianelloni, secretario de Desarrollo Humano y Hábitat de la Municipalidad; Lucas Raspall, subsecretario de Desarrollo Humano, y la directora de Infancias y Familias municipal, Sonia Colacelli.