14 marzo, 2019

Críticas por casos de leptospirosis

Agustina Bouza, de Cambiemos, denunció “abandono y contaminación” en Saladillo. Por su parte, se sumó Eduardo Toniolli, del Partido Justicialista.

“Nosotros ya lo habíamos alertado a mediados del año pasado, cuando tuvimos un caso fatal en el barrio Fontanarrosa por hantavirus. Y seguimos notando una total inacción de la Municipalidad ante la demanda de vecinos de muchos barrios de Rosario que viven permanentemente con riesgo sanitario por la propagación de estas enfermedades”, señaló la concejala de Cambiemos, Agustina Bouza.

“Escuchamos a la directora de Epidemiología del gobierno municipal que, ante estas situaciones, lo único que hace es minimizar los casos y restarle importancia a la extrema preocupación de los vecinos”, señaló la edila.

“Creo que el municipio debe actuar de inmediato con acciones concretas que permitan garantizar la integridad de los rosarinos y rosarinas”, remarcó Bouza.

“No puede ser que otra vez hayamos llegado al límite de que un vecino esté corriendo riesgo de vida por contraer leptospirosis. Mientras que las políticas públicas adecuadas del municipio para mejorar las condiciones de higiene y que ayuden a erradicar esta problemática, están completamente ausentes”, manifestó.

La concejala presentó el año pasado una iniciativa en el Concejo para encomendar al Departamento Ejecutivo que inicie una campaña de vacunación en la fauna urbana del barrio Toba, de manera de prevenir a los rosarinos de una eventual transmisión de leptospirosis.

“Esa campaña nunca se realizó”, aseguró Bouza.

Desde el bloque Partido Justicialista

El concejal Eduardo Toniolli recordó “antecedentes de reclamos vecinales que datan de hace tres años, frente a un brote similar”.

Y señaló que “luego de ello, el municipio no intervino como debía ya que no hay recolección de residuos en la zona, no se erradicaron los basurales y no se saneó el brazo seco del Saladillo”.

El edil del Partido Justicialista ingresó un pedido de informes y expresó que exigirá una repuesta inmediata en la sesión de la jornada “debido a la necesidad de una intervención urgente”.

“Ante una situación similar, hace tres años recorrimos el barrio con un funcionario del área de vectores, pero señalábamos que la intervención debía ser mucho más profunda por la falta de limpieza y saneamiento. Y además, por los cereales que caen de los camiones que pasan por Circunvalación que convirtieron al barrio en una zona invadida por roedores”, cuestionó.

Según Tonioll “ninguna de esas intervenciones se realizó, ni siquiera algo tan simple como la instalación de un contenedor de residuos en Villa Fausta entre Ensenada y avenida del Rosario, y el ingreso del servicio de recolección de residuos en esa zona, que es la más comprometida”, amplió Toniolli