11 septiembre, 2018

Desde hoy una calle se llama Graciela Lo Tufo

La iniciativa para recordar a la maestra secuestrada y desaparecida durante la dictadura cívico militar fue impulsada por el edil Eduardo Toniolli.

La ahora calle Graciela Lo Tufo, ex calle 1345, está ubicada a la altura de la avenida Casiano Casas al 2200, en el barrio Casiano Casas.
El acto se realizó esta mañana (martes 11) en coincidencia con el Día del Maestro y lo presidió la intendenta municipal, Mónica Fein, a quien acompañaron junto al edil Toniolli, del Partido Justicialista (PJ) los concejales Norma López y Roberto Sukerman, del Frente para la Victoria-PJ; Marina Magnani, de Unidad Ciudadana; Osvaldo Miatello, de Compromiso con Rosario y Juan Monteverde, de Ciudad Futura.
Igualmente participaron la diputada provincial Alicia Gutiérrez, de Solidaridad e Igualdad (SI); el secretario general del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) de Rosario, Martín Lucero y las hermanas de la docente desaparecida, Marina y Beatriz. Asistieron representantes del Colegio Nuestra Señora de la Asunción, en el que Lo Tufo fue docente.

En el inicio del acto el periodista y dirigente del Sapop, Santiago Serratti, leyó una síntesis del decreto por el que se denomina Graciela Lo Tufo a la calle.

Toniolli, Fein y Lucero

En su discurso el concejal Toniolli sostuvo que “este evento es de gran importancia, porque se trata del reconocimiento de una ciudad a través de sus instituciones, tanto del Concejo y del Ejecutivo, a Graciela Lo Tufo, quien en vida fuera una de las fundadoras del antecedente inmediato del Sadop y de la herramienta gremial de los trabajadores y las trabajadoras de la educación de gestión privada”.
Por último el edil del Partido Justicialista afirmó que “la cantidad de personas presentes en el acto muestran que Graciela dejó una huella tanto en la institución educativa de la que fue parte como en el ámbito gremial y de militancia, creo que es el mejor homenaje que le podemos hacer y sobre todo en momentos difíciles de la educación en todos sus niveles”.
Por su parte la intendenta municipal, Mónica Fein, indicó que “es una iniciativa que comenzó Sadop y que fue apoyada por unanimidad en el Concejo. Es un orgullo para nosotros que esta calle a partir de hoy se llame Graciela Lo Tufo, una luchadora como docente y una iniciadora de la organización de los docentes privados. Creo que el mejor homenaje es el compromiso con la educación y que la memoria esté presente en una calle de la ciudad”.
En tanto el secretario general del Sadop Rosario, Martín Lucero, expresó respecto al reconocimiento que “es una forma de poner en valor la vida y el trabajo de Graciela, la militancia por la defensa de los derechos de las y los docentes. Es también poner en valor la verdad, la memoria y la justicia que sostenemos desde el sindicato y que se sostiene de distintos sectores. Además, poner en referencia para todas las personas que vienen atrás la historia, el compromiso y la militancia de Graciela”.

Igualmente evocaron a la docente secuestrada y desaparecida sus hermanas Marina y Beatriz.

Algo de historia

Graciela Lo Tufo fue secuestrada y desaparecida el 14 de abril de 1977, cuando tenía 26 años, y vivía en las cercanías del edificio del Comando del II Cuerpo de Ejército, en Moreno y Córdoba, el hoy Museo de la Memoria.
Tenía la convicción, Graciela Lo Tufo, que había que unificar la lucha de los docentes de las escuelas públicas y privadas y ante ello fue una de las impulsoras de la Asociación de Educadores de Enseñanza Privada (Aeedep), de la que fue su secretaria gremial.
Fue docente en el Colegio Nuestra Señora de la Asunción, en donde se desempeñaba al momento de su secuestro.

Integró igualmente el grupo “Contenidos” que discutía de manera teórica y con la base de la pedagogía de la liberación lo que se enseñaba y aprendía entonces.