21 diciembre, 2022

Destacaron la labor académica de un joven arquitecto rosarino

Gonzalo Montoya recibió Diploma de Honor por haber ganado una beca para especializarse en diseño urbano en la Universidad de Harvard.

El miércoles 21 de diciembre se oficializó la entrega de Diploma de Honor al arquitecto rosarino Gonzalo Montoya, de 29 años, egresado y docente de la Universidad Nacional de Rosario, quien obtuvo una beca en la Universidad de Harvard para realizar el Máster de Arquitectura en Diseño Urbano.

Se trata de un proyecto impulsado por Carlos Cardozo, de Unión Pro-Juntos por el Cambio, quien en la jornada entregó el reconocimiento en el anexo “Alfredo Palacios” del Concejo Municipal. Además de familiares y allegados, asistió la secretaria de Planeamiento de la Municipalidad, Agustina González Cid.

La entrega del diploma se argumentó en “el logro académico obtenido” por la especialización que se encuentra realizando en los Estados Unidos.

En el acto, Cardozo se refirió a la relevancia que tienen temas como el urbanismo en los debates que se llevan adelante en el Concejo, por su trascendencia hacia el futuro y porque comprometen la habitabilidad de la ciudad para las próximas generaciones.

“Esto es un estímulo a Gonzalo por los logros y las ganas de crecer y de emprender nuevos desafíos profesionales, por sus ganas de seguir capacitándose, más allá de ser un profesional recibido. Ojalá que parte de los conocimientos que está adquiriendo en Harvard pueda aplicarlos en la ciudad”, remarcó el edil en referencia al arquitecto.

Luego de entregar el diploma, copia del decreto y un bolígrafo de obsequio, Montoya agradeció el reconocimiento y se refirió a su visión del urbanismo.

“Agradezco este diploma que también corresponde a cada uno de ustedes, reconocimiento por hacer lo que me más me apasiona: estudiar las ciudades”, arrancó y luego explicó el significado de los vocablos griegos chronos, o tiempo cronológico, el kairos, que refiere a los momentos trascendentes de la vida.

“Si miramos cronológicamente al pasado, el desarrollo urbano de Rosario tuvo, sin dudas, sus momentos kairóticos. Pero hoy me gustaria hablar de futuro y poder proyectar, con un tinte de esperanza, no lo que creo que debe suceder, sino quienes deberían conducir el próximo momento kairótico de nuestra ciudad”, afirmó.

Luego, afirmó que Rosario se caracteriza por “atraer juventudes”, entendiendo que desde una perspectiva urbanística “presenta un carácter de centralidad geográfica y atracción turística que provoca un flujo privilegiado de población joven desde los centros vecinos”.

“Durante años, jóvenes de distintos lugares del país y también de puntos limítrofes, eligen que el entorno urbano de Rosario sea testigo de sus alegrías, llantos, amores, aprendizajes, revelaciones, identidades. La ciudad es testigo y a la vez es moldeada por este proceso. Este encuentro entre ciudad y juventud provoca una inevitable contaminación positiva”, expresó y remarcó el rol protagónico que deben tener las juventudes.

También se refirió al urbanismo mundial que está proponiendo a los jóvenes como motores de regeneración urbana, y citó ejemplos puntuales como es el caso de Italia, que está financiando para que jóvenes de todo el mundo habiten y reactiven centros urbanos que se encuentran degradados.

Logros y especialización

Montoya fue becado tanto por la comisión Fullbright como por la Universidad de Harvard, lo que se considera “un gran mérito académico considerando que actualmente son sólo 18 los argentinos becados” en esa institución.

“Además, con solo 29 años forma parte del claustro docente de la Facultad de Arquitectura,Planeamiento y Diseño de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), en tanto su formación en la Universidad de Harvard tendrá un impacto directo en sus alumnos rosarinos replicando loaprendido en los futuros profesionales de nuestra ciudad”, se señala en el texto de la declaración.

También se destaca su participación como voluntario en distintas iniciativas de la congregación Marista de Rosario Gonzalo, “donde ha puesto siempre al servicio de la comunidad sus conocimientos como profesional”.