31 enero, 2019

El edil Horacio Ghirardi adhirió al proyecto de recuperación de inmuebles ociosos

El presidente del bloque Socialista ingresó al Concejo un proyecto de adhesión a la propuesta legislativa impulsada en la Cámara de Diputados de nuestra provincia por Joaquín Blanco.

“En nuestra ciudad existen un amplio listado de edificios nacionales que se destacan por su valor patrimonial e histórico pero se encuentran en estado de abandono y deterioro y se desvalorizan por su falta de uso. Nos parece sumamente valioso que los rosarinos puedan recuperar esos espacios para su uso público”, subrayó el concejal  del bloque Socialista.

La iniciativa del diputado Joaquín Blanco, en la Legislatura provincial promueve la solicitud al gobierno nacional para recuperar dos edificios. Uno de los mismos está ubicado en Sarmiento y 9 de Julio. Fue la primera sede del Banco Municipal de Rosario, posteriormente alojó al Comando del II Cuerpo de Ejército y actualmente está en poder del Ministerio de Economía de la Nación.

La propiedad restante,  se encuentra situada en calle Laprida y Santa Fe, frente a la plaza 25 de Mayo, se trata de una casona que alojó oportunamente al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y está desocupada hace 4 años.

Entre los considerandos de la adhesión presentada por el edil  se destaca que “las construcciones acusan el paso del tiempo y que el estado de abandono de estos dos edificios históricos es lamentable, por  ese motivo es necesario que la ciudad vuelva a reapropiárselos para poder discutir con toda la sociedad qué destino pueden tener estas construcciones antes de que se conviertan en un negocio inmobiliario”.

Finalmente, Ghirardi recordó que existen antecedentes exitosos de transferencia de edificios de la Nación a la ciudad.

“La transferencia de edificios entre distintos niveles del Estado tiene antecedentes. Vale mencionar que en 1997, la Nación cedió a Rosario el edificio de la Aduana, en avenida Belgrano 344, que formó parte de un convenio por el cual el Estado argentino debía compensar la demolición del ala este del Palacio Municipal para construir el pasaje Juramento. El acuerdo incluía además una partida de 5 millones de pesos para remodelaciones en el Monumento Nacional a la Bandera”.