9 octubre, 2019

Enrique Sanfilippo, Artista Distinguido

A propuesta de Aldo Poy, del Partido Demócrata Progresista, se realizó el acto de homenaje con importante presencia del mundo tanguero.

La actividad se llevó a cabo el martes el 9 de octubre, en el Salón Puerto Argentino, momento en que Enrique Sanfilippo recibió el texto legal, el diploma, la plaqueta recordatoria y la medalla pin con la presencia de Poy y Lisandro Zeno, del mismo bloque.

Lo acompañaron en la entrega formal y en la mesa de presentación, el cónsul honorario de la República de Lituania en Rosario, Rubén Repsys, y el gerente de FM Tango, Jorge “Pichi” Zeta, periodista distinguido oportunamente por el cuerpo.

Pasadas las 18 y luego de la lectura del decreto que otorga la distinción, Poy destacó no solo la trayectoria de Sanfilippo como intérprete y cantante de tangos, sino sus cualidades humanas.

“Es un honor para mí otorgar este homenaje a un músico y cantante que ha llevado el tango desde Rosario a otros lugares del mundo, pero también estamos agasajando a un amigo, a una persona extraordinaria”, remarcó el edil del PDP, quien se refirió a “su humildad, sinceridad, simpleza y amabilidad” de Sanfilippo.

A continuación, Repsys hizo uso de la palabra y recordó “la generosidad” del cantante con la comunidad lituana y que luego lo llevó de gira artística por esas tierras. “Fue tal los sentimientos y la emoción que transmitió al cantar «Naranjo en flor», que un diario llegó a escribir al otro día que su canto «hizo florecer a los naranjos cuando estaban en invierno».

Luego de las palabras de Zeta que destacaron la realización de “Monumental Tango”, un evento popular impulsado por el cantante en el Monumento Nacional a la Bandera, el propio Sanfilippo se dirigió a la audiencia.

“Este es una inyección de júbilo, una bocanada de aire fresco, un momento que llega lleno de felicidad y me envuelve en una vorágine de amores”, expresó.

Durante el acto también se exhibió un video con la historia artística y los distintos momentos de su vida, imágenes que fueron acompañadas por su propia voz entonando parte de su repertorio tanguero.