28 noviembre, 2022

Explicaron proyecto sobre planos para instituciones intermedias

También en la comisión de Planeamiento expusieron sobre obras en la desembocadura del arroyo Ludueña.

Su habitual reunión semanal realizó sobre el mediodía de hoy, lunes 28 de noviembre, la comisión de Planeamiento, presidida por su titular, Nadia Amalevi, de Arriba Rosario, en la Sala de la Memoria del Anexo “Alfredo Palacios”.

En el inicio del encuentro la edila Marina Magnani, de Todos Hacemos Rosario, expuso su proyecto que propicia la creación en el ámbito del Concejo Municipal de un Programa para la Regularización de Planos de las Instituciones Intermedias Barriales. Se plantea que se articule con la Secretaría de Extensión de la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la Universidad Nacional de Rosario, y también propicia la creación de un registro de las instituciones intermedias que requieran ayuda para regularizar sus planos.

Indicó la edila Magnani que “desde diciembre del 2015, cuando ingresé, muchísimos de los subsidios que destinábamos, son para clubes, vecinales o bibliotecas, para regularizar planos” y marcó que “son instituciones armadas hace 50 ó 100 años y nunca se planteó habilitar, tener condiciones de seguridad, y como muchos de los subsidios se destinan a estos fines, empiezan a existir desde otros ámbitos, como la Facultad de Arquitectura”.

Recordó que “todos los bloques tienen arquitectos asesores en Planeamiento, hay arquitectos, más el vínculo con la Facultad, pueda hacerlo, y se cree un registro para esa regularización”.

“Es visibilizar algo que el Concejo ya hace. Convertirlo en un Programa, que sea algo más universal, para todas las instituciones”, indicó la edila Magnani.

No descartó también la posibilidad de un convenio con el Colegio de Arquitectos.

La edila Amalevi reafirmó que estudiantes de la Facultad de Arquitectura toman esos casos y plantean a la casa de estudios que financie la intervención.

Uno de los asesores mencionó que los costos no solamente son los de los honorarios profesionales, sino los aportes a la Caja de Previsión de los Profesionales de la Ingeniería y los del Colegio de Arquitectos por las tareas de revisión.

La iniciativa quedó en estudio.

Otros temas

Con relación a los mensajes del Departamento Ejecutivo que modifican las normas urbanísticas para los corredores de avenida Alberdi y bulevar Rondeau, la presidenta de la comisión, Amalevi, precisó que requirió a la Intendencia la “devolución” de las inquietudes presentadas por los diferentes ediles y edilas.

Recibió proveído favorable y remitió a la comisión de Gobierno, un mensaje del Departamento Ejecutivo con un convenio patrimonial, con régimen diferencial que suscribirá la Intendencia con la firma 3DF SRL respecto a una propiedad de Balcarce 546.

Quedaron en tanto en estudio los mensajes del Ejecutivo con los planes de detalle de Sánchez de Loria Norte y avenida Eva Perón y Maradona.

Recordó el concejal Juan Monteverde, de Ciudad Futura,  respecto al tema de la avenida Eva Perón y Maradona, que “no están los rangos creados”, a partir de la reciente aprobación de las nuevas normativas para el barrio Fisherton.

De igual modo quedó en estudio el mensaje del Ejecutivo que modifica el Plan de Detalle Scalabrini Ortíz-Puerto Norte, respecto al edificio planteado de una altura de 200 metros.

Continuará también en análisis una propuesta  de la edila Valeria Schvartz, de Volver a Rosario, su par de bancada, Miguel Ángel Tessandori, y Ariel Cozzoni, de Unite-Un Gol para Rosario, que determina que los sistemas de detección de incendios instalados en edificios municipales deberán seguir los estándares internacionales.

El concejal Alejandro Rosselló, de Unión Pro/Juntos por el Cambio, consultó respecto a “qué nos falta a nosotros para adecuarnos”.

Con respecto al proyecto del edil Rosselló que incorpora el sistema de anclajes al Reglamento de Edificación el edil Martín Rosúa, de la Unión Cívica Radical/Juntos por el Cambio, indicó que “están estudiando dos especialistas en derechos reales” la iniciativa.

Posteriormente los concejales y las edilas analizaron el proyecto de la concejala María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, que plantea solicitar al Departamento Ejecutivo que “previo a toda ejecución de obra en el predio de bulevar Oroño y avenida Dante Alighieri” remita el trámite respectivo para “obtener la necesaria autorización que se requiere según lo establecido en el artículo 41º, inciso 18º de la Ley Orgánica de Municipalidades Nº 2.756″.

La concejala Amalevi indicó que, según el presidente de la Sociedad del Estado Municipal Hipódromo de Rosario, “tiene todas las facultades” para efectuar las obras, en relación al anunciado local de la cadena Mc Donald’s.

Reafirmó la edila Gigliani que “los argumentos” surgen de la Ley Orgánica de Municipalidades y planteó que “si no hay acuerdo, rechácenlo”.

También se hizo alusión a la propuesta de la concejala Norma López, del Frente de Todos-PJ, que requería la suspensión del proceso licitatorio y sobre ello la edila Amalevi manifestó que “lo tendría que haber presentado en otro momento”, dado que el proceso ya está terminado.

Sugirió el edil Rosselló que el proyecto de la concejala Gigliani se transforme en un pedido de informes. Y en igual sentido se expresó la edila Silvana Teisa, de Todos Hacemos Rosario.

Dado que la comisión quedó en cuarto intermedio se acordó trabajar en la iniciativa.

Sobre cocheras

Más adelante se abordó y quedó en estudio un proyecto de la edila Teisa que propicia modificar el Reglamento de Edificación en cuanto al tema cocheras y reduce de 50 a 25 el mínimo de unidades en cada locación.

La concejala Teisa hizo referencia a “los muchísimos pedidos de excepción” que generó la normativa, por lo “que planteamos bajar la cantidad” y por otra parte propicia que “cuando tenga más de 12 metros de frente, se pueda construir un local comercial”.

A su turno el edil Rosselló cuestionó la ordenanza original, pero indicó que debería consultarse la opinión del Departamento Ejecutivo.

En tanto el concejal Monteverde subrayó que “para mí el espíritu original estaba bien, al no tener un montón de vacíos urbanos pequeños” y “no seguir incentivando los autos en el centro”.

El concejal Rosúa, por su parte, indicó que la ordenanza original se enmarcaba en un proyecto “con más transporte urbano, más peatonalización,  zona calma en el centro, pero eso no arrancó”.

La edila Gigliani dijo que si “se pretende un uso residencial en el área central” se necesitan las cocheras.

En una nueva intervención el edil Monteverde dijo que “las normativas debemos mantenerlas 20 años como mínimo, para que se vea si funcionan”.

Y acotó que “si las que faltan son las políticas concurrentes” propiciemos las mismas.

El concejal Rosselló sostuvo la necesidad de aplicación real de las normas y planteó que “hoy no tenemos servicios de colectivos que funcione bien y faltan taxis”.

Indicó el edil Monteverde que “hay un consenso más o menos general entre todas las fuerzas de no incorporar más autos en el centro”, para indicar que “es un tema estructural. Está bueno el debate”.

También se hizo referencia a la cuestión del precio de las cocheras.

Empresa de Desarrollo Urbano

Pidió la concejala Amalevi se estudie un mensaje del Departamento Ejecutivo por el que se propone la creación de la Empresa de Desarrollo Urbano, cuyo único socio será la Municipalidad y que tendrá por objeto “identificar, promover, gestionar y ejecutar proyectos integrales referidos al acceso al suelo, a la vivienda, a obras de infraestructura, servicios públicos, transporte público, espacios verdes y equipamientos públicos en la ciudad”.

El concejal Monteverde solicitó se lo estudie junto a la iniciativa de Ciudad Futura de la Urbanizadora Pública Sociedad del Estado, que plantea “dotar al Estado municipal de recursos ágiles y transparentes para el desarrollo urbano, mediante la intervención pública directa en el mercado de suelo, el mercado inmobiliario y el de la construcción y las obras de infraestructura con el objeto de garantizar el desarrollo de una ciudad más inclusiva y sostenible”.

Sugirió el concejal Rosúa, una reunión especial para tratar la temática y también incorporar iniciativas de su sector.

También la edila Gigliani propuso se agregara para su tratamiento un proyecto de creación de un Fondo de Vivienda municipal.

Sobre la desembocadura del arroyo Ludueña

En el cierre de la reunión expuso el empresario Franco Gagliardo, de la firma Obring, respecto a las obras que ejecutaron a partir de una concesión en la zona de la desembocadura del arroyo Ludueña.

Indicó Gagliardo, que acompañó la exposición con fotos y planos, que se hicieron cargo de la concesión en septiembre del 2011, y que “debía estar libre de ocupantes”, pero no fue así, dado que “había lanchas, plastiqueros, mecánicos, loneros, no había caminos, ni parques públicos”.

Destacó que trabajaron para lograr liberar los espacios, y entre otros mencionó que allí estaban un salón de fiestas y un boliche, y también “un espacio usurpado donde se vendía pescado”.

Planteó que “lo que hoy es parque estaba cerrado, era una mugre” e insistió que “era tierra de nadie, había camiones que tiraban basura”.

Como contrapartida a lo anterior resaltó “lo que es Puerto Ludueña hoy, hay un parque público, un paseo público con un puente”.

Marcó que se hicieron dos locales para pescadores, “se plantaron más de 100 árboles, entre ellos timbó, jacarandá, ceibos,” y sobre el puente peatonal, precisó que “tiene 50 metros”, para también acotar que la concesión “permitía alambrar” pero resaltó que no se hizo ello.

Narró que se instalaron 4 puestos de vigilancia, hay veredas, estaciones deportivas, juegos para chicos. “Hemos sobreinvertido en la obra pública en detrimento de la privada”, sostuvo Gagliardo.

Participantes

Junto a la presidenta de la comisión de Planeamiento y Urbanismo, Nadia Amalevi, de Arriba Rosario, participaron María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; Silvana Teisa, de Todos Hacemos Rosario; Juan Monteverde, de Ciudad Futura; Verónica Irizar, del bloque Socialista; Martín Rosúa, de la Unión Cívica Radical/Juntos por el Cambio, y Alejandro Rosselló, de Unión Pro/Juntos por el Cambio.

También asistieron la edila Marina Magnani, de Todos Hacemos Rosario, en el inicio de la sesión, y Carlos Cardozo, de Unión Pro/Juntos por el Cambio, al abordarse el tema de la desembocadura del arroyo Ludueña.