11 abril, 2019

“Los rosarinos se bajaron del colectivo tras 30 años de pésima política”

Lo sostiene la edila de Cambiemos, Renata Ghilotti, ante declaraciones de la intendenta municipal, Mónica Fein sobre la caída de pasajeros en el transporte público.

Afirma la concejala Ghilotti que “el transporte de Rosario pierde pasajeros sistemáticamente desde hace años, algunos dirigentes socialistas deberían dejar de buscar responsables y hacerse cargo de sus propios fracasos” y recuerda que desde 1986, con un total de 226.634.213 boletos cortados, prácticamente se bajó a la mitad y en 2017 se cortaron “tan solo”, 119.332.947.
En tal sentido expresa: “Claramente esta caída de pasajeros no es algo nuevo y obedece a los históricos problemas de transporte en nuestra ciudad. Colectivos que no ingresan a los barrios, demoras de más de 40 minutos y la falta de limpieza en las unidades, por mencionar solo algunos; son problemas que evidentemente, en estos 30 años de gobierno socialista, no pudieron o no supieron cómo resolverlos y hoy vemos las consecuencias”.
Más adelanta resalta que la mayoría de las estadísticas demuestran que el estado de las unidades y los tiempos de espera y de viaje son los aspectos más sensibles e importantes para los usuarios del transporte público” y en tal sentido apunta que “si hubiesen trabajado, durante estos 30 años, para resolver estas falencias, la realidad del transporte hoy sería otra y no habríamos perdido tantos pasajeros”.
Igualmente destaca la concejala Ghilotti que “Rosario necesita contar con un plan integral a largo plazo y terminar con los parches. La ciudad ya no se mueve al ritmo de sus habitantes, es necesario empezar a pensar a la movilidad de forma integral, como una herramienta de gestión e inclusión social, articulación e integración del territorio, sostenimiento ambiental y seguridad vial”.
Por último consigna la edila de Cambiemos que “las mejoras del transporte público, la ampliación y reubicación de las ciclovías en calzadas acordes y seguras, como así también la implementación de un sistema metropolitano de trenes de cercanía que nos permita conectar desde la Estación Rosario Norte con ciudades como por ejemplo Cañada de Gómez, son fundamentales para convertirnos en ciudad de futuro e integrada”.