SITIO EN CONSTRUCCION

Amargo Obrero, una bebida del campo local, nacional y popular

16/06/17 09:54

El bar El Riel fue escenario de un acto encabezado por Norma López, del Frente para la Victoria, en que se oficializó al aperitivo como patrimonio cultural de Rosario.

Según el proyecto presentado por la concejala del FPV, la semana pasada el cuerpo declaró por unanimidad a la bebida “Amargo Obrero” como patrimonio cultural de la ciudad, a raíz de “su origen popular y obrero, además de su vinculación histórica con las costumbres sociales a nivel nacional”.

El jueves a las 18, en el bar El Riel, ubicado en avenida Rivadavia y Pueyrredón, López entregó a los nietos del creador de Amargo Obrero, la copia de los decretos y una plaqueta recordatoria como reconocimiento institucional. Entre ellos, Mercedes y María Lelia “Memé” Tacconi, y Gonzalo y Ana Fernández Tacconi.

“Esta es una bebida que me recuerda a las mesas familiares de mi infancia, en las que Amargo Obrero estaba presente”, rememoró la concejala del FPV. Luego recordó que, “primero elegida por los anarquistas –inclusive los colores del envase representaban esas ideas–, luego se convirtió en una bebida que identificó al campo nacional y popular, justamente porque su sabor amargo se oponía a los aperitivos y cócteles dulces que bebían la oligarquía y las élites.”

Acompañaron a López en la presentación del proyecto, Eduardo Toniolli, del bloque Partido Justicialista, Marina Magnani, de Unidos y Organizados-FPV, y María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular.

El obsequio formal también se hizo extensivo a los propietarios del bar quienes alentaron el proyecto para que sea presentado en el Concejo Municipal, a través de adhesiones de personalidades de la cultura rosarina, políticos, periodistas y futbolistas.

“Desde que reabrimos hace un año y medio, venimos apostando a las bebidas y productos regionales, preferimos siempre desde entrada una cerveza santafesina que una holandesa”, expresó Beltrán Ruiz, uno de los dueños del local y quien destacó el valor histórico de El Riel, que funciona desde 1915.

Historia con sabor local

El Amargo Obrero es una bebida elaborada a base de una mezcla de hierbas aromáticas serranas. Según relató Memé Tacconi –una de las nietas agasajadas– cuando su abuelo Hércules se recibió de contador, en 1920, “ingresó a trabajar en la fábrica de Pedro Calatroni, dedicada a la elaboración de licores”. Tacconi se asoció a Calatroni y en aquel establecimiento donde también se elaboraba el vodka Troika, y de acuerdo a la cultura italiana del aperitivo, se creó un amaro que se llamó Amargo Obrero. La nueva bebida fue adoptada por los trabajadores de la zona y cada vez se hizo más popular.

Luego de la muerte de Calatroni, Tacconi compró la otra parte a su viuda y la empresa se denominó Sociedad Anónima Tacconi & Cía, hasta 1987, cuando fue vendida a Bols. Luego pasó a la firma Cepas Argentinas, que la sigue comercializando en la actualidad.

La bebida se caracteriza por poseer un olor parecido al fernet, pero más dulce, obteniéndose de una mezcla de hierbas como la carqueja, la manzanilla y la muña muña, con una graduación alcohólica del 19 %.

Según se expresa del proyecto, “esta bebida fue una reacción a las bebidas dulces que bebían las clases burguesas; siendo su creación una alusión al sindicalismo anarquista, caracterizado por los colores rojo y negro de la etiqueta. Luego en el tiempo fue adoptado por el peronismo, constituyéndose en un símbolo de ese partido político, que lo identificó como el aperitivo elaborado por y para la clase trabajadora argentina”.

Históricamente fue considerado el aperitivo del pueblo argentino y ha sido señalado como la bebida peronista posicionada entre los hombres. Su aspecto, al ser servido, es el de un vaso con contenido espumoso mezclado con soda, que ocupaba los estaños de los bares, bodegones y clubes de barrio, especialmente a la salida del trabajo.

Algunos de los tragos a base de Amargo Obrero aconsejados por la marca son El Che, Pico y Pomelo, Pueblo Grande, Caipi Obrera de Lima y Sud Americano. Sin embargo, Ruiz afirmó que en su establecimiento “se sirven 15 cócteles que tienen como base Amargo Obrero, la mayoría creados y elaborados por bartenders locales”

De acuerdo a la iniciativa aprobada, el Ente Turístico Rosario (ETUR) deberá incluir en los programas y circuitos turísticos de la ciudad las diversas manifestaciones gastronómicas que se identifiquen con la historia de la bebida Amargo Obrero y sus costumbres.

Descargar noticia en pdf:

Descargar PDF