SITIO EN CONSTRUCCION

Apropiados expusieron sobre el derecho de identidad de origen

25/06/14 09:47

La problemática del derecho de identidad de origen fue expuesto ante ediles de la comisión de Derechos Humanos por representantes de la ONG Quienes Somos.

En la reunión, presidida por la edila María Eugenia Schmuck, llevada a cabo en el Salón de los Acuerdos del Palacio Vasallo, el presidente de la referida ONG Luis Verdina, junto a Claudia Raimondo y Rosana Solares expusieron la cuestión en su calidad de apropiados, fuera del marco del contexto histórico del período 1976-1983, esto es mucho antes y posteriormente a la dictadura militar.

Los concejales Daniela León, Diego Giuliano y Roberto Sukerman, componentes de dicha comisión tomaron conocimiento exhaustivo de las inquietudes y se comprometieron a trabajar en las mismas con la profundidad que el mismo merece.

Vacío legal

En principio, los representantes de la ONG, como entidad de bien público que trabaja en el derecho de identidad de origen plantearon que respecto de la cuestión que nos ocupa existe un vacío legal de envergadura y “falta conocimiento profundo acerca de como tratarlo e interpretarlo”, señaló Verdina.

Los miembros de la ONG expresaron que se ponían a disposición de la comisión de Derechos Humanos “para asesorarlos sobre el trabajo que realiza la institución y sobre cuál es la situación específica en la provincia de Santa Fe”.

Verdina indicó que “lo más importante es el acceso a la información, la que no se brinda en los hospitales públicos y privados de las distintas localidades, en distintas ciudades del país”.

Adentrándose en lo concerniente a la búsqueda de datos, Verdina recalcó: “Nosotros iniciamos nuestras averiguaciones a partir de un dato certero y los obtenidos son con el tiempo corroborados siguiendo ciertos pasos que conforman un protocolo de actuación. En algunos casos la información está, en otros no y es muy complejo, en la práctica, localizar testimonios esclarecedores sin ayuda del Estado”.

“Siempre hay un escollo en el medio y permanentemente nos intentan judicializar las causas, lo que no estamos dispuesto a hacer, ya que nuestro tema tiene un mecanismo distinto al de los delitos de lesa humanidad. Sólo queremos conocer nuestra identidad de origen”, aclaró de manera puntillosa el titular de la ONG.

“Bajo ese marco queremos tener el derecho a acceder a la información, que en algún lado debe estar y, precisamente, es un derecho que nos asiste ya que tampoco hay una ventanilla del Estado al que nosotros podemos dirigirnos para manejar esta cuestión en función de un período histórico que tiene un marco jurídico totalmente distinto al nuestro”, expresó Claudia Raimondo en el transcurso de la entrevista con los concejales.

Apropiación y tráfico de niños

“Una situación específica fueron los delitos de lesa humanidad y otra es nuestra situación, en la que fuimos apropiados por civiles -un médico, una partera, una enfermera- por lo que, en muchos casos, tenemos que ver con tráfico de niños .Yo creo que debemos diferenciarlas”, indicó Verdina..

El dirigente relató que “en Rosario hay gente víctima de apropiación y algunos forman parte de nuestra ONG. En el trabajo de campo que realizamos hemos detectado que la provincia de Buenos Aires y Santa Fe hay una muy alta demanda de gente que está buscando su identidad. Esto es un indicador de que Santa fe no es una isla respecto del resto del país. Hay muchas personas que necesitan tener un lugar en el Estado, que precisan nuestra protección y asesoramiento sobre su verdadera identidad de origen”.

Secretos y ocultamientos

“Hay nosocomios que niegan información en forma terminante o la ocultan. Esto es muy común que ocurra y de hecho estamos planteando, en este sentido, un delito federal. Hay adulteración de documentación pública y sustitución de identidad. En los hospitales saben que esto pasa y casi siempre está implicado un médico, una enfermera. Por supuesto, al ir a buscar allí información, es ir a la boca del lobo., ya que ello salpica desde el punto de vista jurídico a algún integrante del hospital”, refirió Verdina.

“Algún funcionario comprometido siempre hay”

“En las oportunidades en que el Estado no es cómplice y a su frente hay gente que se compromete hallamos ayuda, pero son casos aislados. Es sólo la predisposición de un funcionario que tiene vocación de servicio y que está dispuesto a ir para adelante. Este tema ensucia mucho a buena parte de la sociedad, es un abanico muy abierto y complicado de complicidades interesadas y donde lo más importante es lo que s e maneja en dinero”, denunció Verdina.

“Obviamente hay organizaciones criminales que se dedican a esto y hay pequeñas mafias enquistadas en ciudades y pueblos que colaboran con este tipo de práctica. En las poblaciones todos saben que hacen esto, pero nadie hace nada para modificar la situación”,profundizó el interlocutor de los concejales.

El Concejo como interlocutor válido

“Espero que luego del planteo que realizamos, podamos llegar a tener dentro del Concejo una caja de resonancia o un interlocutor válido para poder seguir avanzando en la provincia de santa Fe, para que este más que grave tema se multiplique en el conocimiento de la población para ganar terreno a nivel nacional. Esperamos legislación para que esta situación se revierta o que no suceda para que esta reunión no quede en el olvido. Espero que Rosario sea la excepción a la regla a partir de que los concejales de Derechos Humanos atiendan esta problemática”, enfatizó Verdina.

El mismo dirigente de la ONG detalló a los ediles que “los niños también salen de Rosario., aunque vale decirlo, el tráfico se apropió del negocio como ya lo hizo en Mendoza, San Juan y Zona de Cuyo”.

Rosana Rosales detalló que “desde el 2002 tratamos el tema de la apropiación. Los organismos de derechos humanos no quieren tratar el tema”.

Pidió Rosales a los legisladores que contribuyan en la búsqueda. “Al Estado le corresponde rastrear esa información para hallar nuestra identidad de origen. El Estado no da suficientes respuestas” apuntó la componente de la ONG.

Muertos ambulantes

En su exposición a los legisladores Verdina calificó a quienes pretenden conocer su identidad de origen como muertos ambulantes. “Si tengo que hacerme un trasplante no poseo antecedentes médicos genéticos. Mi cuerpo y el todos los apropiados son una caja de Pandora. No tenemos en quien reflejarnos y el candado de silencio se coloca en razón que la situación es ilegal”.

En el final de la reunión los componentes de la ONG pidieron a los concejales “la generación de ordenanzas específicas para garantizar el derecho a la información. En la Ciudad autónoma de Buenos Aires está la Ley 2.202, pero falta reglamentarla para salvaguardar casos como los de víctimas del tráfico de bebés, ya que hay muchos nacidos en hospitales y sanatorios de Rosario que están hoy sufriendo”, concluyó Verdina, no sin antes pedir la instalación, en Rosario, de una oficina municipal que brinde información específica con personal calificado sobre esta cuestión que no es otra cosa que un delito federal”.

Vale acotar que la oficina de contacto de la ONG es: www.quienessomos.org

Descargar noticia en pdf:

Descargar PDF