26 febrero, 2020

Piden que food- trucks puedan estar en el parque de las Colectividades

El edil Carlos Cardozo, de Juntos por el Cambio, presentó un proyecto para que se modifique la ordenanza N° 9.444 y se los autorice desde el 1° de marzo al 1° de mayo en dicho espacio.


Plantea el concejal Cardozo en su proyecto que el intendente Pablo Javkin modifique de manera transitoria el régimen de trabajo de los food- trucks habilitados a través de la ordenanza N° 9.444, para que desde el 1° de marzo al 1° de mayo, puedan trabajar de lunes a domingo en el sector de la avenida Brigadier Estanislao López, entre Moreno y Balcarce, y en Balcarce y bulevar Oroño, en el ámbito del parque de las Colectividades.
Señala el edil de Juntos por el Cambio que “el decreto N° 2.711/16 limita la posibilidad de permanencia de los food-trucks en algunos espacios públicos de la ciudad de Rosario, pero por motivos de seguridad pública y concurrencia masiva de personas, resulta inconveniente para los emprendedores la permanencia en algunos de los lugares previos en el decreto reglamentario”.
Asimismo destaca Cardozo que “la normativa merece una revisión completa, pero mientras tanto es menester hacer sostenible la actividad de estos emprendimientos”.
Por otro parte indica que “contradiciendo el espíritu tanto de la ordenanza como del decreto reglamentario, se han autorizado, en la anterior gestión de la Municipalidad de Rosario, la instalación de puestos de expendio de comidas y bebidas (carritos) en las zonas previstas par los food-trucks, lo que ha generado, en el parque Sunchales puntualmente, tensión y conflicto entre los propios comerciantes”.
“Resulta contradictorio -marca el edil Cardozo- que haya sido el mismo Estado el que haya generado condiciones de competencia desleal, ya que en la zona de carritos se le prohíbe trabajar a los food-trucks, el ejemplo mas tangible es el Parque Nacional a la Bandera, pero en la zona reservada a los food- trucks se habilitan carritos permanentes”.
De igual modo resalta Cardozo que “lamentablemente, vemos que en otras ciudades del país el expendio de comidas elaboradas y comercializadas a través de food-trucks crece y se multiplica, y en Rosario, al menos en los dos años de la administración socialista se hizo la ‘vista gorda’ con quienes eligen la informalidad y se aplica todo el rigor con quienes han decidido trabajar bajo la normativa aprobada en el 2015”.
El edil de Juntos por el Cambio consigna finalmente que “no justificamos que se violen las normativas vigentes, pero vemos que hay una evidente tensión entre los comerciantes y los agentes de la Secretaría de Control municipal, por lo que proponemos esta salida transitoria mientras se discute en el ámbito del Concejo una nueva disposición de trabajo para esta modalidad de expendio de comidas y bebidas que prospera en todo el mundo menos en esta ciudad, y queremos que eso cambie”.