5 noviembre, 2018

Propone la edila López convocar al director de la Cocina Centralizada

 

Requiere analizar la “difícil situación que están atravesando” y considera que “la Nación hambrea a nuestros chicos”.

La titular del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Norma López, recordó que reemplazaron la carne por lentejas, subió la cantidad de chicos que asisten a los comedores y los montos son los mismos desde hace 3 años.
“Le pedimos -afirmó la edila- al gobierno de Mauricio Macri que actualice de una vez las partidas destinadas a las copas de leche y a los comedores escolares y que eso suceda urgente. Estamos alertas, tenemos miedo que si sale el Presupuesto 2019, esas partidas atrasadas y asfixiantes desaparezcan. Es triste, hoy la Nación hambrea a nuestros chicos”.
En el proyecto la concejala López le solicita a la intendenta municipal, Mónica Fein que “accione de manera urgente ante el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación respecto a las partidas presupuestarias destinadas a garantizar los servicios de comedores y copa de leche de las escuelas y jardines de infantes de la ciudad de Rosario”.
Consideró al edila del Frente para la Victoria-PJ que “es indispensable que el municipio solicite al Ministerio de Educación de la provincia los informes diarios nutricionales y cronograma de menús, correspondientes a la Cocina Centralizada ubicada en el Hogar Escuela de Granadero Baigorria que garantizan los valores nutricionales exigidos por la normativa vigente”.
“Hay una clara desactualización de las partidas para los comedores escolares y barriales, centros de día, centros de atención primaria de la salud, comedores y copas de leche comunitarios y clubes, las cuales permanecen congeladas desde el año 2016. Según estimaciones diariamente se distribuyen cerca de 14 mil raciones, que en muchos casos son el único plato de comida caliente que tienen los chicos”, advirtió asimismo la concejala López.
Por otra parte, la edila indicó que: “Según informaron desde la Cocina Centralizada en algunos medios de comunicación de la ciudad, en virtud de la situación económica imperante en el país con sostenidos aumentos de los costos de los insumos y, en pos de cumplir con el presupuesto asignado, se vieron en la necesidad de readecuar los menús. Tuvieron que reducir la cantidad de carne y reemplazarla por lentejas”.
En tal sentido precisó que el presupuesto del gobierno nacional para la copa de leche es de 0,68 pesos, mientras que a cada ración de comedor se destina 1,61 pesos. Al respecto aseveró que: “Esto nos parece una burla a la gente porque los índices inflacionarios superaron ampliamente cualquier expectativa y lo peor es que las partidas se mantienen congeladas desde hace tres años”.

Acota más adelante que si bien el aporte de la provincia es un poco más alto ($ 4,60 para copa de leche y $ 13,48 para comedor), en este caso los montos se actualizan dos veces al año. “Las subas no alcanzan para superar el incremento del precio de los alimentos, estimado en un 60 por ciento en lo que va del año. El porcentaje que aporta la Nación para comedores escolares es mucho menor que lo que afronta la provincia y, al no haber actualización, el deterioro por el impacto de la inflación es grande. Y el resultado son niños y niñas que se quedan sin comer”, resaltó la edila.

Por último precisó que el gobierno santafesino destina anualmente alrededor de 3.000 millones de pesos de sus arcas para mantener los servicios de comedores escolares y copa de leche. El presupuesto que aporta la Nación, que llega a través de partidas conocidas como refuerzo nutricional, es de 105 millones de pesos cada año. Es decir, unas 28 veces menos.