14 octubre, 2020

Proveído en Planeamiento a mensajes del Ejecutivo

Los integrantes de la comisión resolvieron enviar a Gobierno, para continuar allí el análisis, los proyectos que propician ampliar la profundidad de los balcones de 1,20 a 1,50 metros y respecto a la altura de las plantas bajas.

Presidió la reunión de la comisión de Planeamiento realizada esta tarde, miércoles 14, a través de videoconferencia, su titular, María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, y participaron Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura-FSP; Verónica Irizar, del bloque Socialista; Roy López Molina, Agapito Blanco y Renata Ghilotti, de Cambiemos, y Fabrizio Fiatti, de Creo.

Los ediles resolvieron, ante un pedido del concejal Fiatti, remitir a la comisión de Gobierno para continuar allí el debate, dos mensajes que en su momento fueron remitidos por el Departamento Ejecutivo, para aumentar la altura de las plantas bajas de los edificios y para incrementar la profundidad de los balcones.

En tal sentido se propicia llevar a 3 metros y la posibilidad de hasta 4 la altura de las plantas bajas de los edificios, y en cuanto a los balcones, de 1,20 metros de saliente que permite hoy la normativa a 1,50 metros.

El concejal Fiatti, precisó como modificación a lo enviado desde la Intendencia, establecer que el ancho de las veredas para poder realizar los balcones de 1,50 metros deberá ser a partir de los 2,50 metros y deberá existir desde el filo del balcón al cordón de la acera, 50 centímetros, para permitir “iluminación y arboleda”.

Se expresaron a favor del pase a Gobierno las edilas Pellegrini y Ghilotti y el concejal Blanco, en tanto se opuso la concejala Irizar, que recordó la discusión sobre las alturas de los edificios y remarcó que “es un tema de Planeamiento”, por lo que insistió en mantenerlo en la comisión de origen.

La concejala Gigliani por su parte indicó con relación a los balcones que “el criterio debe ser no el de la vereda, sino el del ancho oficial”.

Dos edificios

Entre otros diversos expedientes los ediles analizaron un pedido presentado por un particular para la ampliación sin final de obra de un edificio de Pueyrredón al 1100, esquina San Juan.

Mencionó la edila Gigiliani sus dudas ante la altura, dado que si bien el permiso de edificación “es del 2007, con el viejo Código Urbano, lo transgrede” y aludió al informe de la Comisión de Evaluación de Proyectos Urbanos (Cepu), que menciona que “deberá ajustarse a la legislación vigente”. También hizo mención a que si bien “se mencionan premios -por el edificio- hay una ética” sobre el cumplimiento de las normas.

La concejala Pellegrini indicó que “infringe el viejo y el nuevo código” y aludió a alturas y superficies. El pedido quedó en estudio.

Quedó igualmente en análisis un pedido con respecto a mayor altura de un edificio de Corrientes y San Lorenzo con una construcción en la azotea que se plantea funcionará como bar.

El concejal Blanco dijo que “va en línea con mi proyecto de salones de usos múltiples” en las terrazas

La concejala Pellegrini expresó sus dudas con relación a las autorizaciones de los condóminos dado que se planifica un local gastronómico.

El edil Fiatti precisó que “no hay excepción de altura” y mencionó que “son más altos los edificios linderos”. Recordó que el mensaje se había enviado en la anterior gestión municipal y que se aludía a la necesidad de revisar alturas de la calle Corrientes, desde Córdoba hacia el río.

La concejala Gigliani indicó que en la víspera, martes 13, había participado de una reunión de la Cepu y allí se dijo que se plantea analizar el tema de alturas, tanto en calle Corrientes como en Maipú.

En tanto la concejala Irizar expresó su preocupación por el tema del “plan de evacuación”, dado el bar que se prevé para la terraza, ante lo cual el edil Blanco dijo que le parecía “atendible” la observación, por lo que sostuvo que iba a revisar el pedido.

Al cerrarse el debate del tema la concejala Gigliani mencionó que “ya funcionan oficinas en un edificio sin final de obra”.

Quedó también en estudio el proyecto que presentara la concejala Susana Rueda, de Rosario Progresista para declarar de valor patrimonial dos obras del arquitecto Rafael Iglesias, los ex pabellones del ex International Park, en el parque de la Independencia y el Centro de Iniciación Deportiva en el parque Hipólito Yrigoyen.

Quedó asimismo en el temario, a partir de un pedido de la edila Pellegrini que expresó algunas dudas, el proyecto del concejal Alejandro Rosselló, de Juntos por el Cambio que establece el sistema de anclajes para la construcción de edificios.

Predio en el Bosque de los Constituyentes

Se analizó y también quedó en estudio un pedido presentado por el Asociación de Equitación Integral Rosario (Adeir) quienes solicitan poder utilizar un predio lindero al que ya ocupan en el Bosque de los Constituyentes para poder dejar los caballos durante el día en un sector con sombra.

Respecto a la entidad el ex concejal y asesor del bloque Socialista, Manuel Sciutto, recordó que el lugar en el Bosque de los Constituyentes se le otorgó en acuerdo con el gobierno provincial cuando Adeir debió dejar las instalaciones en el predio del ex Batallón de Comunicaciones 121.

Precisó que en el predio actual tienen “una pista techada, otra descubierta y una redonda” y que a los caballos los dejaban cerca del barrio por lo que hubo reclamos de los vecinos. Marcó que “se intentó una barrera verde, pero no resolvió el conflicto”, por lo que ahora piden “no para ampliarse” pero sí para que puedan estar los equinos “un sector más distanciado del vecindario”.

Asimismo consignó que requieren un lugar con algunas instalaciones que hoy estarían por demolerse y que piden no se las destruya. Sugirió Sciutto la posibilidad de concurrir al predio, mientras que el edil Blanco planteó que podría analizarse el tema con la Secretaría de Ambiente y Espacio Público.

Algunas audiencias

Acordaron los ediles que el próximo lunes recibirán sucesivamente a los representantes de la empresa que plantea levantar edificios en el predio en donde estuviera hace décadas la Yerbatera Martin, avenida de la Libertad y Ayacucho, respecto al cual el proyecto de ordenanza correspondiente fuera remitido al Concejo en los últimos días de la gestión de la ex intendenta Mónica Fein; a titulares de canchas de fútbol 5, dado un proyecto de modificación de la normativa que las rige presentado por el edil Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista, y a vecinos relocalizados de la avenida Rouillón.