12 abril, 2019

Rafael Díaz es Ciudadano Distinguido

El prestigioso cardiólogo y científico fue reconocido a partir de una iniciativa presentada por el edil Gabriel Chumpitaz, de Cambiemos, quien presidió el muy cálido y emotivo acto.

La ceremonia se realizó este mediodía, viernes 12, en un colmado recinto de sesiones del Concejo Municipal. Del acto participaron también los ediles Agapito Blanco y Germana Figueroa Casas, de Cambiemos; Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista, y Pablo Javkin, de Creo.
La actividad se inició con el ingreso al palco de honor “Manuel Belgrano” del doctor Rafael Díaz, a quien acompañaron su esposa, sus hijas y su nieto. De inmediato se entonó el Himno Nacional y luego se leyó el decreto por el que se lo declara Ciudadano Distinguido como reconocimiento a “quien ha demostrado una loable trayectoria de esfuerzo y dedicación en el desarrollo académico y de actividad científica de la cardiología para la comunidad, siendo claro ejemplo, tanto en su vida profesional como privada, para las generaciones futuras”.

De Chumpitaz

El concejal Chumpitaz, tras transmitir un saludo del presidente del Concejo, Alejandro Rosselló, consingó que “es un honor poder ser el autor del proyecto para distinguir a una persona tan valiosa para los rosarinos”.
Calificó a Díaz como “una persona brillante, con una trayectoria intensa, con premios en varios países”. Igualmente hizo referencia a la tarea legislativa pero “también es tarea del Concejo destacar a personas como Rafael”.
Narró luego una anécdota y precisó que estaban comiendo un asado con el ahora Ciudadano Distinguido y pidió por sal y en esa ocasión el doctor Díaz le dijo “es tan malo ponerle mucha sal, como nada de sal”.
“Es un orgullo indiscutible para todos los rosarinos que personas con la trayectoria de Rafael, que han dedicado su vida a la medicina, fuente de inspiración de otras generaciones, sean reconocidos en su ciudad”, dijo en los tramos finales de su palabra el edil Chumpitaz,quien también expresó que “en medio de momentos difíciles, es importante apostar al conocimiento”.

De Andrés Orlandi

A continuación y de manera muy didáctica, su amigo y colega, Andrés Orlandi, repaso aspectos de la trayectoria de Rafael Díaz.
Al iniciar el relato recordó que se había enterado del reconocimiento, cuando estaban en Berlín, en el marco de un encuentro científico y “Rafael me muestra un mensaje que le había enviado otro amigo, Lelio Zeno, que le decía que se había aprobado la distinción”. En esa ocasión Díaz, le dijo “no se si me lo merezco”, mientras que “yo le dije que sí”.
Recordó que cuando estudiaba, “entre el ’73 y el ’79 y dado que hubo largos períodos sin clases, creó una librería que exportó libros al Paraguay”, para mencionar que ya recibido, realiza una pasantía en el sanatorio Plaza, donde conoce a Ernesto Paolasso, con quien realizarían trabajos juntos.
Más adelante recordó que realiza una residencia en el Sanatorio Güemes en la Capital Federal, donde por ese entonces estaba René Favaloro y al volver a Rosario funda en el Sanatorio Delta la primera residencia privada en cardiología, donde indica Orlandi, lo conoce.
Alude a sus trabajos de investigación, de muy joven, con la participación de 4.000 personas, que es presentado en un congreso en Atlanta, en los Estados Unidos, para indicar luego su retorno a Buenos Aires, donde se desempeña en los sanatorios Anchorena y Praxis y es luego director médico del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, pero “se da cuenta que su lugar en el mundo es Rosario y vuelve con una idea, crear un centro especializado en cardiología y así surge el Instituto Cardiovascular de Rosario (ICR).
Igualmente recuerda el proyecto, que no pudieron concretar de crear un hospital virtual, para afirmar que “Rafael es un científico, desafía los conocimientos establecidos” para también destacar que participó en la elaboración de más de 50 protocolos, “pero no ha sido un partícipe secundario sino que ha estado en la cocina”.
En el mismo sentido explicó que ha publicado más de 150 trabajos en revistas científicas y está considerado uno de los científicos más influyentes del mundo.
Como síntesis Orlandi dijo sobre Díaz que es “amante de los datos, emprendedor, líder y solidario”.

Entrega de distinciones y agradecimiento

La ceremonia continuó con la entrega del decreto por el que se lo declara Ciudadano Distinguido, tarea que realizó el concejal Chumpitaz; luego el edil Javkin le entregó el diploma; la concejala Figueroa Casas y el edil Blanco, la plaqueta recordatoria y el concejal Zeno, la medalla pin.
Matizada con anécdotas y en varias ocasiones muy emocionado agradeció Díaz y planteó, tras agradecer a los concejales -mencionó que a Zeno lo conocía desde que era muy chico- y a su amigo y colega Orlandi, por “la historia de una vida juntos”, una serie de reflexiones dirigidas especialmente a los jóvenes, “porque son ellos los que construyen el futuro de este país”.
“No creo ser merecedor de esto pero lo tomo con mucha responsabilidad” aseveró más adelante.
Dijo que “soy de una familia típica de clase media”, para aludir a los consejos en su juventud y marcó que “hay algo que sí heredé, una brújula que guió todo lo que hice en mi vida”, para luego señalar tres items que lo acompañaron en su trayectoria: “soñar, pasión y fracasar”.
Enfatizó que “hay que soñar dormido y soñar despierto” y les dijo que a los jóvenes que “sueñen muy alto que todo se puede hacer y a esos sueños ponerle pasión”. De igual modo sostuvo que “el futuro no se predice, el futuro se construye” y subrayó que “el éxito es saber levantarse de cada fracaso”.
Al hablar de sueños dijo que tiene uno de “un gran hospital, donde vengan a atenderse de toda Latinoamérica” y “me queda el sueño de ver a Rosario como la mejor ciudad de Latinoamérica”.
Sobre el final agradeció a los amigos y vecinos del barrio de la infancia, a los del Colegio, la adolescencia, el rugby, a los de la facultad. Y mencionó, entre otros a los que agradeció a Jorge Trongé, Néstor Pérez Baliño, Ernesto Paolasso, Andrés Orlandi y su mujer, Andrea Pascual, Mario Tourn, Nacho Ameriso, Roberto Villavicencio, Eduardo Picabea, Nico Giandoménico; a sus hijas y a su familia.

Cerró sus palabras con la lectura de un fragmento de un poema que le escribiera a la ciudad en el 2016.

Asistentes
Entre otros asistieron al acto el ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Silberstein; el titular del Grupo Gamma, Mario Tourn; la Artista Distinguida, Pecky Land, y el presidente de la Fundación Libertad, Gerardo Bongiovanni.
En tanto hicieron llegar su adhesión el gobernador de la provincia, Miguel Lifshcitz, y la intendenta municipal, Mónica Fein. Previo al comienzo del acto saludó a Díaz el ex concejal Jorge Boasso.