16 noviembre, 2020

El Foro de Adicciones Rosario y Aupac en la comisión de Salud

En la reunión semanal, se recibió a representantes del Foro de Adicciones Rosario y a miembros de la Asociación de Usuarios y Profesionales para el Abordaje del Cannabis y otras drogas (Aupac), ante la reciente sanción de la ordenanza de creación de registro de cultivos de cannabis.

La reunión fue presidida por el concejal Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista y participaron también, Susana Rueda, de Rosario Progresista; Alejandra Gómez Sáenz, del Frente de Todos-PJ; Aldo Pedro Poy, del Partido Demócrata Progresista, y Marcelo Megna, de la Unión Cívica Radical.

Representantes del Foro de Adicciones Rosario

Durante el transcurso de la comisión se recibió en primer término, a Betina Zubeldía, el padre Fabian Belay, Gustavo Vera y Nicolás del Mastro, quienes integran el Foro de Adicciones Rosario; a partir de la nota ingresada al Concejo luego de la sanción de la ordenanza sobre autocultivo y cultivo de cannabis.

El padre Fabián Belay, señaló que «fue muy duro» cuando se enteraron de la sanción de la ordenanza pues entienden que «no hay un verdadero debate sobre el tema y se ignoran las necesidades de la pobreza, la desigualdad y de la contención a los sectores más vulnerables».

Sostuvo que esta ordenanza «desprestigia a la política en una situación ésta de la pandemia muy crítica, donde por ejemplo, han tenido que readecuar todos los centros de adicciones de las instituciones que conforman el Foro».

De igual modo consignó que «ya existe un desprestigio de la política, y esto, visto desde el punto de vista de la problemática del consumo de drogas, la desprestigia aún más».

Aclaró el padre Belay que se está a favor de que el Estado aporte el aceite de canabbis, para un uso serio, responsable y terapéutico, pero que a través de esta ordenanza, el Concejo lejos de generar conciencia sobre el problema del consumo, se aprovecha de la situación de un sector y emite mensajes confusos hacia el resto.

Desde el Foro, emitieron un comunicado ante la sorpresa por lo legislado. Se entiende que en la clase media, hay un consumo recreativo, pero en los barrios los consumos no son recreativos sino problemáticos. «Actualmente los adolescentes pasan de un consumo recreativo a un consumo problemático, en cuestión de días y habilitarlo, es un falso progresismo», marcan

«Apoyamos el aceite de canabbis -precisan- y que el Estado debe proveerlo y con calidad, a quien lo necesite. Hay acuerdo en que el Estado debe garantizar a las madres la provisión pero lo que preocupa es la propensión al consumo problemático que esto pudiera traer. En Rosario, el gran problema que hay es la droga. La que genera más muertes es la droga».

Gustavo Vega, médico psiquiatra y director de la Asociación de Voluntarios para el Cambio del Drogadependiente (AVCD) Rosario Prevención de Adicciones, manifestó que «todos los consumos son problemáticos. Hoy nuestra ciudad, el problema que sufre es por causa de 30 años de política pública planteada de modo no efectivo. La idea esta de que ‘consumir un porro no hace nada’, contribuye a que las cifras de hoy, sean alarmantes».

Más adelante sostuvo que «el Estado no se ha podido hacer cargo ni con los tratamientos, ni en la prevención, ni en la recuperación. No logra contener y deben hacerse cargo las organizaciones. Por ello, entendemos que en este contexto, resulta una ordenanza inconducente que puede agravar el problema y de hecho, se va a a profundizar aún más esta situación crítica con la pandemia y la post pandemia». Agregó que «es negligente, una mala praxis que abre paso a una situación confusa donde se legitime el consumo».

Nicolás Del Mastro, también parte del Foro de Adicciones, resaltó que el espacio está integrado por profesionales comprometidos y es la respuesta hacia la sociedad ante la ausencia de respuesta del Estado. «El Estado no llega, no sabe o no puede y entonces surgen las organizaciones que, desde diferentes miradas, han construido algo común y en lo cual concuerdan, Ni un pibe menos por la droga», aseveró.

Asimismo estimó que «el Concejo- con la sanción de esta ordenanza- no ha mantenido la coherencia respecto al tema del consumo de drogas y es en ese sentido que el Foro ha emitido un documento en contra de lo sancionado». Agradeció que sea este espacio legislativo, un lugar donde puedan debatir y encontrar puntos de acuerdos, revalorizando el rol de la política.

Miembros de Aupac y Arec

En la segunda parte del encuentro, se expresaron Gabriel y Karina, representantes de la Asociación de Usuarios y Profesionales para el Abordaje del Cannabis (Aupac); María Pedrana, de la Asociación Rosarina de Estudios Culturales (Arec) y la concejala Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura-FSP, autora de la ordenanza sobre autocultivo y cultivo de cannabis.

Los miembros de Aupac, Gabriel y Karina hicieron referencia a que, como trabajadores del territorio, es «urgente un avance en el abordaje social de la problemática pues conociendo la realidad, es necesario que el Estado tome cartas en al asunto», y acotaron que «es fundamental fortalecer los dispositivos de salud mental, los programas de acompañantes para jóvenes y la valorización del trabajo de las organizaciones sociales. Es evidente que la política tiene que trascender, dejando de criminalizar al que consume y si consume, no reprimir ni castigar sino brindar la información precisa sobre consumo».

Por su parte, María Soledad Pedrana de Arec, manifestó que no existe la intención de generar una grieta sino unir los esfuerzos. Remarcó la necesidad de tener en cuenta que en los barrios, hay muchas dificultades y situaciones urgentes que atender. Planteó la defensa de las organizaciones y de su trabajo, «pues en territorio, falta la presencia del Estado y son estas organizaciones quienes se hacen cargo».

Manifestó que «se requiere un abordaje integral y una demanda de información clara y certera, ya que hay mucho prejuicio, desconocimiento y criminalización. Comunicar de un modo claro a la población sobre el tema y que esto no implique el fomento a mayor consumo, brindarle mayor seguridad a los involucrados y posibilitar un acceso inclusivo a las personas que deseen voluntariamente acceder a este tipo de tratamientos».

Por todo ello, solicitaron acompañar de manera pronta y rápida, la instrumentación de la ordenanza, estableciendo el registro de cultivadores y obligando a seguir con la investigación en el tema.

Casi al final de la reunión, la concejala Pellegrini resaltó que, lo sancionado, ha sido “un proceso de larga duración en el cual se han recibido aportes de organizaciones, profesionales de la salud, incluso con las áreas de Salud de la Municipalidad de Rosario”.

El padre Belay señaló que se busca realizar un aporte al Concejo, el cual cree debe ser caja de resonancia del pueblo y lamentó que esto provoque una defensa corporativista aclarando además que no se escucharon los planteos de otros sectores.

Aclararon que, desde el Foro, se entiende el dolor de tantas familias que ven sufrir a sus seres queridos y manifiesta el apoyo a que el Estado invierta recursos para la investigación y producción de aceite de cannabis para el tratamiento de aquellas dolencias que lo necesiten conforme al criterio médico pero añadió que «se ha abordado el tema de manera unilateral, superficial y sin un debate plural que permita poner en el centro a quienes viven en las periferias de la sociedad».