16 noviembre, 2018

“Rosario está perdiendo por knock out la lucha contra las mafias y la delincuencia”

El edil de Cambiemos, Carlos Cardozo, fustigó la falta de gestión del gobierno provincial y municipal para combatir a mafias que “se han apoderado de la ciudad de Rosario y mantienen en vilo a todos los vecinos”.

En ese sentido, volvió a pedir que se declare la emergencia en seguridad, un proyecto que “el socialismo se niega a aprobar”, aseveró.

“Los mensajes mafiosos que se conocieron esta semana, así como los nuevos episodios de inseguridad, donde delincuentes persiguieron a un grupo de rosarinos a caballo y a los tiros por la autopista a Córdoba, demuestran claramente que Rosario y la provincia de Santa Fe están perdiendo por knock out la lucha contra las mafias y el delito”, subrayó el edil.

“Nosotros, desde Cambiemos, propusimos hace semanas declarar la emergencia en seguridad para que la ciudad pueda disponer de mayores recursos para combatir estas problemáticas, pero no hemos tenido eco del oficialismo, que sigue mirando para el costado mientras en el Gran Rosario ya tenemos la misma cantidad de homicidios que en todo el 2017”, manifestó Cardozo.

El edil también recordó que su colega de Cambiemos, Roy López Molina, propuso incluir a Rosario en el Fondo de Obras Menores, creado por ley provincial en 2004, “de manera que la ciudad pueda contar con unos 200 millones de pesos adicionales, que se podrían destinar a mejorar el equipamiento, la infraestructura y la tecnología de las fuerzas policiales”, puntualizó.

“Tenemos un gobierno de la provincia y de la ciudad que están más pendientes por la crítica al gobierno nacional que por resolver la principal preocupación que los rosarinos nos manifiestan en los barrios, como es la inseguridad que viven día a día”, sostuvo Cardozo.

“Sin dudas sobre la situación económica hay que resolverla, pero el gobierno de la Nación está dando la cara y se hace responsable de ella. Lamentablemente, no ocurre lo mismo con la inseguridad en Rosario, donde las autoridades se escudan en magros resultados, mientras los vecinos salen todos los días a trabajar amenazados por el delito y las mafias, que ya son dueñas de las calles”, concluyó Cardozo.