13 mayo, 2019

Vecinos de barrio Rucci en la comisión de Seguridad

Una delegación de residentes en dicha zona de la ciudad hicieron referencia a un agravamiento de la inseguridad “desde el cierre de la comisaría”.

Los vecinos fueron recibidos esta tarde, lunes 13, en la habitual reunión semanal de la comisión de Seguridad, en el Anexo I “Arturo Illia”, que presidió su titular, Gabriel Chumpitaz, de Cambiemos, con la presencia de su par de bancada, Roy López Molina; Pedro Salinas y Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura; Roberto Sukerman, del Frente para la Victoria-PJ, y María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular.

La delegación de los vecinos del barrio Rucci la integraron entre otros, Andrés, Sandra, Miguel, Juan José y Juan, quienes destacaron que “desde el cierre de la comisaría, el año pasado, hay una desprotección muy notable”.
Consignaron que antes del cierre de la dependencia policial se registraban hechos de inseguridad, pero no en la cantidad que se producen al presente y en tal sentido aludieron a “robos a transeúntes, adultos mayores, mujeres”.
Hicieron referencia a dos casos recientes, ocurridos en las inmediaciones de la Iglesia Natividad del Señor, “la del padre Ignacio”, “donde tiraron al suelo a mujeres y las lastimaron”, como consecuencia de los robos.
Reiteraron que “con la comisaría había hechos, pero estaban más controlados”.
Otro de los vecinos marcó que “los robos se registran a las 6 de la mañana o a las 12 de la noche. Es tierra de nadie”.
Y con relación al cierre de la comisaría agregaron otra cuestión. Marcaron que el Centro Territorial de Denuncias (CTD) más cercano se encuentra en bulevar Rondeau y Sorrento, con lo cual “no es tan fácil hacer las denuncias”.
En tanto también dijeron como ejemplo que “hubo un robo frente a la escuela, los vecinos lograron detener al ladrón y tras llevárselo la policía, al rato ya estaba libre”.
Se preguntaron “dónde están los policías que estaban en la comisaría” y sostuvieron que luego de una reunión que tuvieron en la Central de Operación Criminal Operativa (OJO) notaron algo más de patrullajes, pero eso fue disminuyendo.
Por su parte una de las vecinas propuso implementar silbatos como forma de alerta entre los propios vecinos y dijo que “yo ya tengo siempre el silbato en el llavero”.
Aludieron a la posibilidad de un sistema de alarmas comunitarias, pero lo consideraron complicado de concretar, dado que son torres de varios pisos y al respecto la edila Gigliani, recordó que tales alarmas en general se han colocado en cuadras de casas bajas “para que la gente ante su activación salga a la calle”.
A su turno otro de los vecinos requirió la necesidad de mayor presencia policial. “Si hay dos patrulleros que haya más”, sostuvo, y planteó que “la respuesta es mínima”.
El concejal Salinas resaltó la organización de los vecinos, que también prepararon un mapa del delito, y lo comparó con la “experiencia del barrio Luis Agote”, para indicar que “se puede generar una mesa de trabajo constante”.
En tanto la edila Gigliani dijo que “no hay registro de la gente que usurpó las cocheras” por lo que
estimó necesario el trabajo con la provincia y la Municipalidad “para la regularización dominial”.
El edil Sukerman sostuvo que “lo que ustedes hacen está perfecto”, pero dijo que “no soy tan optimista” en cuanto a que se atiendan los reclamos y se comprometió a concurrir a la reunión en el barrio.
El presidente de la comisión, Chumpitaz, les anticipó a los vecinos que el primer Observatorio de Seguridad del año se efectuará el próximo 22 de mayo y será precisamente en el barrio Rucci.

Despachos
Entre otras cuestiones obtuvo despacho del edil Sukerman un pedido de informes sobre el funcionamiento de la cámara de seguridad ubicada en avenida del Rosario al 900 bis.
Igualmente obtuvieron despacho sendos decretos presentados por la edila Gigliani para la instalación de alarmas comunitarias en el barrio Fisherton Industrial y en pasaje Saravia entre San Luis y Santa Fe.
Del edil Chumpitaz también recibió despacho el pedido para instalar una alarma comunitaria en barrio Fisherton.