11 julio, 2019

Desde Ciudad Futura proponen “una postura inteligente en política de vivienda”

El bloque Ciudad Futura, “ante la reiterada aprobación de excepciones a empresarios que construyen por fuera de la norma en la ciudad”, presentó un nuevo mecanismo de sanción para estos casos .

Los ediles de Ciudad Futura precisan que  “se trata de abordar de una manera distinta las excepciones al Código Urbano, dando un mensaje claro y disciplinador a quienes transgreden la norma para su beneficio económico”, y propician su tratamiento tras el receso legislativo de julio.

El 80% de los expedientes que trata la comisión de Planeamiento, según detallan los ediles del aludido bloque “tienen que ver con la regularización de proyectos de desarrollo urbano que transgreden la norma: porque invaden una calle o retiros de jardín, ocupan el centro de manzana y porque se construyen más pisos de lo permitido, entre otros motivos”.

“Se construye por fuera de la norma, y con el hecho consumado se va al Concejo en busca de una excepción que permita la regularización de esa obra ya terminada, que en la enorme mayoría de los casos se consigue tras una multa irrisoria que no afecta en absoluto la ventaja económica que consiguen construyendo más allá de lo permitido”, argumenta Ciudad Futura.

“Este tipo de excepciones -según la experiencia de los y las edilas de Ciudad Futura-, se volvió regla: muchos empresarios lo han convertido en el mecanismo a través del cual construyen en Rosario. Saben que lo que hacen está fuera de la ley, pero también saben que difícilmente el Estado ordene la demolición como forma de regularización de la obra -sucedió solo una vez-, y que en cambio opte por una multa económica irrisoria que no desalienta para nada este tipo de conductas que están al margen de la ley”.

Ante esto, los ediles del mencionado bloque presentaron en la última sesión – previa al receso-,  una nueva forma de abordar las sanciones a estas faltas. “Dado que las herramientas que tenía el Estado para sancionar estos actos no se aplican”, indicaron,  propusieron un nuevo mecanismo que buscarán se implemente en todos los casos, esto es que en lugar de cobrar una multa, quien transgredió la norma tenga que donar una parte de lo construido para que el Estado disponga de ello y aborde desde ahí distintas situaciones de emergencia.

El mecanismo en cuestión se discutirá cuando el Concejo vuelva a sus funciones, a través del caso puntual de un edificio en avenida Francia al 200, donde se construyeron tres departamentos que ahora se quieren regularizar para poder escriturar los inmuebles.

Los concejales de Ciudad Futura propondrán que se autorice la regularización de la obra pero ya no a través de una multa económica, sino a partir que el desarrollador done uno de los departamentos al Estado, para que allí funcione un refugio para víctimas de violencia de género.

De avanzar en este sentido -insisten desde Ciudad Futura-, “se da un mensaje claro y  contundente a quienes trasgreden las normativas vigentes con fines de un mayor aprovechamiento económico. Y además, se empieza a premiar a aquellos que hacen las cosas bien en la ciudad”.