18 diciembre, 2018

Disertaron sobre separación de la Iglesia y el Estado

La charla de los historiadores Ignacio Martínez y Diego Mauro, fue promovida por la edila Celeste Lepratti, del Frente Social y Popular.

Se realizó la actividad en la tarde de ayer (lunes 17) en el salón de usos múltiples (SUM) del Palacio Vasallo y la presentación la realizó la concejala Lepratti, quien dijo que “es un placer para mí compartir este momento de charla debate sobre la separación de la Iglesia o las iglesias con el Estado”.
Asimismo destacó que tanto Martínez como Mauro “hace tiempo que vienen trabajando” en el tema y por otra parte aludió al proyecto que presentara y fuera aprobado en el cuerpo por el que se solicita a la provincia el retiro de imágenes religiosas en lugares comunes de escuelas y hospitales.

Martínez y Mauro

Los disertantes, Ignacio Martínez y Diego Mauro, son doctores en historia e integran el Observatorio de Religón y Espacio Público de Rosario de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).
Abrió las exposiciones Ignacio Martínez, quien mencionó que las relaciones entre la Iglesia y el Estado se remontan a la etapa del Virreinato del Río de la Plata para marcar luego tres aspectos de tal vínculo: el legal, la presencia religiosa en el andamiaje del Estado; las relaciones formales e informales y la presencia de la cultura religiosa en la estructura del Estado, tales como las imágenes; el calendario de feriados, donde muchos son religiosos o los tedeum en festejos patrios.
Mencionó dos modelos en la relación de la Iglesia con el Estado, el de Estados Unidos y el de Francia y analizó posteriormente lo que ocurría en los años del Virreinato y los primeros de la Argentina, con una fuerte presencia de lo religioso. “Las familias querían tener un hijo sacerdote”, dijo Martínez y ejemplificó en Belgrano, cuyo padre era comerciante, el creador de la bandera era abogado y tenía un hermano sacerdote.
Esa etapa comienza a entrar en tensión cuando se dicta la ley 1420 de educación común, gratuita y obligatoria y se crea el Registro Civil, dado que hasta ese momento nacimientos, casamientos, defunciones, eran anotados por la Iglesia.
Disertó luego Diego Mauro, quien hizo referencia a las diferentes etapas de la relación entre la Iglesia y el Estado, desde las últimas décadas del siglo XIX al siglo XX, durante los gobiernos de Julio Argentino Roca, tras el golpe de 1943, el gobierno del general Juan Domingo Perón, la dictadura tras el derrocamiento de Perón; los gobiernos de Arturo Frondizi y Arturo Illia, y el gobierno dictatorial de Juan Carlos Onganía.
También aludió a las situaciones de discusión con la Iglesia durante los gobiernos de Raúl Alfonsín y de Néstor Kirchner.
Por otra parte mencionó los reclamos en el ámbito provincial de separación entre la Iglesia y el Estado, por ejemplo la posición histórica, recordó del Partido Demócrata Progresista, al igual que planteos del Partido Socialista y de sectores de izquierda.
Tras las disertaciones se originó un debate entre los expositores y el público, entre quienes se encontraban miembros de la campaña local por la separación de la Iglesia y el Estado.