4 julio, 2018

Mirta Mangione Muro, abogada distinguida

A propuesta de Marina Magnani, de Unidad Ciudadana, se destacó su trabajo en defensa de los derechos de los niños, los adolescentes  y la familia.

A partir de las 18 del martes 3 de julio, el auditorio del Complejo Cultural Atlas fue sede del acto de distinción a Mirta Mangione Muro, reconocida mujer de leyes que se ocupó de trabajar y estudiar especialmente sobre la niñez.

“En realidad, fui más docente que abogada”, expresó Mangione quien también se reconoció “más cerca de la Universidad que del Colegio de Abogados”. En esa línea reconoció que cuando empezó a ejercer la profesión, orientó su vocación más lejos del litigio, entendiendo que su lugar en el mundo lo encontraría como docente y consultora.

Es que desde muy joven se preparó para desempeñarse en un “campo raso” como ella misma califica a lo que en algún momento se denominó minoridad, concepto que se aggiornó a los nuevos tiempos sociales como área vinculada a los niños, niñas y adolescentes, además de la familia, en todas sus formas contemporáneas.

Sus palabras procedieron al acto formal en que Magnani le entregó el texto de declaración, el diploma y la plaqueta recordatoria, gestos que sellaron su designación como Abogada Distinguida de Rosario.

Sobre el escenario del Complejo Cultural Atlas, la acompañaron la propia concejala  autora del proyecto y Natalia Juárez, presidenta del Colegio de Profesionales de Trabajo Social de la Segunda Circunscripción.

Mangione asistió a la escuela pública en todos los niveles ya que de niña realizó sus estudios primarios en la escuela 83 “Juan Arzeno”  y los secundarios en la Escuela Superior de Comercio “Libertador General San Martín” durante la adolescenci.

Luego se graduó como abogada en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), adonde trabajó hasta 1976, momento en el que junto a muchos colegas, fue cesanteada por la dictadura cívico militar.

Hacia el inicio del período democrático logró reintegrarse en la universidad local y también se desempeñó en la Universidad Nacional del Litoral /UNL), ambas casas de estudio que la tuvieron como docente dedicada al campo de niñez, adolescencia y familia.

Actualmente es profesora titular con semi dedicación por concurso Residencia de Minoridad y Familia de la Facultad de Derecho de la UNR, además de otros cargos de formación superior.

Diálogo con otras disciplinas

Magnani destacó el vínculo que la unió a la letrada desde el propio Colegio de Abogados y cuando participó en el Centro de Acceso a la Justicia de Villa Moreno, luego cerrado. “Era otro momento del país y recuerdo cuando la invitamos a dar una charla “, apuntó y ponderó a Mangione por su compromiso a la hora de no escindir las posturas políticas de la ética profesional.

También recordó el camino que supo hacerse al “hablar del derecho de los pibes en un mundo en que la carrera está orientada al contrato privatista” y su capacidad para dialogar con otras disciplinas.

Luego de conversar con ella y fuera de los protocolos formales, invitó a los presentes a expresar palabras frente al micrófono, oportunidad en que ex alumnas la recordaron al frente de la cátedra de la UNR.

En el acto estuvieron presentes docentes universitarios, profesionales y funcionarios del ámbito de la Justicia, entre ellos, la defensora oficial y jurista Matilde Bruera.