28 octubre, 2020

El Acuerdo del Paraná firmaron concejales de la región

En una reunión realizada por teleconferencia suscribieron un documento para la defensa de los humedales.

Presentó la actividad realizada esta tarde, miércoles 28 de octubre,  la presidenta del Concejo Municipal de Rosario, María Eugenia Schmuck, y por el cuerpo rosarino también participó el presidente de la comisión de Ecología y Medio Ambiente, Carlos Cardozo, de Juntos por el Cambio.

Suscribieron el documento  el vicepresidente del Concejo Deliberante de Baradero, Martín Genoud; el vicepresidente primero del Concejo Municipal de Arroyo Seco, Daniel Tonelli; Diego Díaz, titular del bloque Juntos por el Cambio, del  Concejo de Ramallo; Sergio Ponce, presidente del Concejo Deliberante de San Nicolás y el edil Julio Pasqualín;  el presidente del Concejo Deliberante de Ramallo, Sergio Costoya, y de ese cuerpo, la edila Paula Dusso, y el secretario del cuerpo, Leel onel Amaya.

Asimismo participaron de la reunión y son firmantes del documento el presidente del Concejo Municipal de Villa Constitución, Diego Martín; el titular del Concejo Municipal de San Lorenzo, Hernán Ore, y la edila Andrea Soria; el presidente del Concejo Municipal de Villa Gobernador Gálvez, Carlos Dolce; el presidente de la comuna de Empalme Villa Constitución, Raúl Vallejos y Rodolfo Martínez, de la Multisectorial por los Humedales.

El documento

Los firmantes del Acuerdo se comprometen a  “ejecutar reuniones de seguimiento de la situación de nuestros humedales” y plantean los presidentes de los Concejos “constituirse como partes damnificadas en una causa a definir en defensa de intereses simples o difusos con el fin de titular la salud pública, conservar la fauna y flora, el paisaje, el medio ambiente y en general defender valores similares”.

De igual modo se proponen “recopilar informes y sistematizar en un documento interjurisdiccional  sobre la afección de la salud y sobre la diversidad ecológica de las islas a raíz del ecocidio en cada localidad y elevarlo a las autoridades nacionales competentes para poder solicitar acciones en el campo de la salud de los habitantes de las ciudades afectadas y sobre la protección de las islas del Paraná”.

Asimismo se decidió “elevar el mismo documento acompañado de las firmas de los presentes a la Cámara de Diputados de la Nación  para el tratamiento de la ley de humedales” y  se expresa la determinación de “constituir una Mesa Regional Ecológica para compartir y construir legislación que busque avanzar en la protección del medio ambiente”.

En los fundamentos del acuerdo se precisa que “el marco normativo medioambiental de la Argentina incluye legislación nacional y tratados internacionales a los que hemos suscripto” y agrega que “nuestro país reúne una gran diversidad de climas y eco regiones. Buena parte de nuestra economía se sustenta en la explotación de recursos naturales por medio de la producción agrícola ganadera, la minería y el petróleo, para lo que debemos mantener un equilibrio entre el cuidado ambiental y su explotación”.

Se menciona que “con la reforma constitucional de 1994, la Argentina consagra en su artículo 41 la protección del medio ambiente, donde establece: ‘Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales”.

En tal sentido se recuerda que “corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección y a las provincias las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales”.

Tras hacer referencia a normas internacionales y locales señalan los ediles y edilas que “lo que a los órganos legislativos firmantes de este acuerdo nos convoca es la preocupante situación por la que estamos atravesando en nuestros distritos a raíz de la quema indiscriminada de las islas del Alto Paraná, que se encuentran bajo la jurisdicción de la provincia de Entre Ríos, como así también Santa Fe y Buenos Aires, pero que no dejan de afectar en su salud a las y los ciudadanos de la región sur de la provincia de Santa Fe (Rosario, San Lorenzo, Granadero Baigorria) y norte de la provincia de Buenos Aires (San Nicolás de los Arroyos, Ramallo, San Pedro y Baradero)”.

Asimismo se alude a la preocupación que cada Concejo de manera particular ha expresado en cada uno de los lugares, al igual que denuncias formalizadas por los ejecutivos ante la justicia federal.

“Estas acciones –afirman- justas y necesarias resultan, quizás insuficientes desde lo particular, por lo que hemos decidido actuar como región afectada de manera conjunta, para visibilizar aún más la grave situación, para proteger a nuestros vecinos afectados, y para detener el ‘ecocidio’ que provoca la quema indiscriminada sobre nuestra flora y fauna”.

También le solicitan a la Cámara de Diputados de la Nación de rápido tratamiento a los diversos proyectos presentados para la sanción de una ley que prevea los presupuestos mínimos para la conservación, protección y uso sostenible de los humedales”.

Algunos conceptos

Los participantes del encuentro por teleconferencia coincidieron en expresar que cada uno de los cuerpos colegiados habían expresado su preocupación por las constantes quemas y también en varios casos mencionaron que los intendentes respectivos efectuaron presentaciones en la justicia federal.

En el caso de la presidenta del Concejo de Rosario, María Eugenia Schmuck, resaltó que ya “se han quemado 20.200 hectáreas, 20.200 manzanas que se quemaron por la codicia e irresponsabilidad”-

Igualmente Schmuck explicó que en la reunión de la comisión de Labor Parlamentaria realizada hoy, se había acordado que se aprobará una resolución para que el documento sea institucional del Concejo rosarino.

Se sugirió y así coincidieron desde distintos cuerpos deliberantes en plantear igual inquietud para darle  mayor fuerza al Acuerdo del Paraná.

También se acordó efectuar un nuevo encuentro en 20 días, y en este caso con la participación de diputados nacionales para transmitir la inquietud.

Igualmente se mencionó la posibilidad de encarar de manera conjunta otros temas que afectan a la región.