16 junio, 2021

Explicaron planes para el área céntrica

La secretaria y el subsecretario de Planeamiento brindaron detalles de proyectos para las calles San Juan y Maipú; las peatonales Córdoba y San Martín y respecto a playas de estacionamiento.

La reunión realizada a través de la plataforma Zoom, la presidió la titular de la comisión de Planeamiento, María Fernanda Gigliani, y participaron Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura-FSP; Alejandro Rosselló, Carlos Cardozo y Germana Figueroa Casas, de Juntos por el Cambio; Agapito Blanco, de Cambiemos; Ariel Cozzoni, de Unite-Un Gol para Rosario; Norma López, Alejandra Gómez Sáenz y Eduardo Toniolli, del Frente de Todos-PJ; Mónica Ferrero, Lorena Carbajal y Verónica Irizar, del bloque Socialista; Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista; Marina Magnani, de Unidad Ciudadana; Susana Rueda, de Rosario Progresista, y Fabrizio Fiatti, de Creo.

Los planes especiales para las calles San Juan y Maipú fueron explicados por el subsecretario de Planeamiento, Gervasio Solari, en tanto los correspondientes a las peatonales San Martín y Córdoba, y el del sistema de promoción para la reconversión de uso de playas de estacionamiento, la secretaria de Planeamiento, Agustina González Cid.

Calles San Juan y Maipú

Con relación al plan para calle San Juan al subsecretario de Planeamiento, Gervasio Solari, recordó que el plan anterior tenía una vigencia de 5 años, se había puesto en marcha en el 2013 y “al tiempo que asumimos ya estaba vencido, por lo que se trabajo en una revisión y una nueva normativa”.

Puntualizó que comprende 8 manzanas con eje en la calle San Juan, a la que se agrega la manzana 147, frente a la plaza Montenegro, sobre la que marcó que “es un área de reserva” y recordó que allí “está proyectado -desde hace años- la continuidad de la cortada Barón de Mauá, hasta el Club Español -en calle Rioja-, por lo que estamos incorporando 5 lotes, en previsión que haya mecanismos, presupuesto y se pueda hacer”, en algún momento.

Específicamente sobre la calle San Juan aludió a que se mantienen aspectos del plan del 2013, por ejemplo, respecto a retiros, y acerca de las veredas precisó que se prevén 6 metros en la norte, y 2,60 en la sur”, para recordar que la zona “se ha ido consolidando poco, porque no ha sido una zona de gran transformación”.

Respecto a la “tipología edilicia” en cuanto a las plantas bajas, sostuvo que se proponen más locales comerciales, “lo que le puede dar mucha más vida”. También hizo referencia a que de acuerdo al tamaño de los lotes se los desobligaría de contar con cocheras.

De manera detallada también explicó lo relativo a articulación, en los casos de edificios de valor patrimonial, entre otros ejemplos.

Acotó que tanto para calle San Juan como para Maipú se plantea para las veredas “espacios de superficie verde, con la incorporación de canteros de un metro de ancho”.

El plan de calle Maipú, por su parte, abarca desde la calle Urquiza hasta la avenida Pellegrini.

En todos los casos con la exhibición de gráficos y planos el arquitecto Solari mencionó con relación a calle Maipú que “el 47 por ciento de las parcelas son susceptibles de sustitución; el 27 por ciento son patrimoniales y el 26 por ciento restante está consolidado en altura”.

Propicia el proyecto del Departamento Ejecutivo para la zona edificios de planta baja y 10 pisos, lo que equivale a 31,50 metros de altura,

Peatonales y playas de estacionamiento

Fue luego el turno de la secretaria de Planeamiento, Agustina González Cid, quien inició la exposición con respecto al proyecto de modificación de la normativa para las peatonales Córdoba y San Martín.

Mencionó que el objetivo es “darle vida al centro” dado que “en las peatonales lo que falta es gente que viva”. De igual modo se propicia “fortalecer el comercio” y “generar más actividades”.

En el caso de la peatonal Córdoba comprende desde Paraguay a Laprida, mientras que respecto a peatonal San Martín, se plantea extenderla hasta calle San Lorenzo, donde hay edificios de valor patrimonial, entre los que citó al Hotel Savoy.

Destacó que en el caso de San Martín, “el 43 por ciento son comercios y el 47 por ciento uso residencial”. De igual forma citó un estudio de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), de “hace dos meses que plantea que el 17 por ciento de los locales comerciales están desocupados”, situación que se profundizó con la pandemia.

Para ambas peatonales plantean usos mixtos, esto es locales comerciales y edificios para residencias u oficinas, también con plantas bajas de 4 metros, para permitir “locales comerciales o gimnasios” y luego 10 pisos, con lo que la altura será también de 31,50 metros.

Al ejemplificar en el caso de la cuadra de la peatonal Córdoba, entre Maipú y Laprida, aludió al edificio de valor patrimonial que ocupa la sede social del Jockey Club, y precisó que la altura del basamento sería la del edificio de la tradicional entidad, y luego se recederá 5 metros, para la construcción en altura. Mientras que en el resto será “un basamento fijo a 12,50 metrtos, y luego torre recedada, 5 metros”.

Por otra parte planteó “azoteas de uso público o de uso exclusivo del edificio” con la implementación de bares o gimnasios, entre las posibilidades. Igualmente otro objetivo que propuso es el de “incorporar centros de manzana verdes”.

Por último explicó lo relacionado con el proyecto para la reconversión del uso de los predios de playas de estacionamiento. Acotó que “sin prohibir el uso de cocheras, promovemos otros usos”.

La ordenanza propuesta plantea un régimen general y luego habrá convenios edilicios para cada caso en particular.

Indicó que la iniciativa se propone para la zona comprendida entre Mendoza y Urquiza y entre Paraguay y Laprida, y para esos predios se propicia “un 10 por ciento más de edificabilidad”.

Opiniones y consultas de las concejalas y los ediles

La concejala Magnani planteó la necesidad de “pensar estrategias” para permitir “la habitabilidad del casco histórico” y en ese sentido “cómo garantizar la mixtura, para que pueda vivir sectores medios o medios bajos”. Al respecto mencionó la posibilidad de trabajar, por ejemplo, con el Banco Municipal de Rosario.

La secretaria de Planeamiento destacó el apoyo al objetivo que en el área viva “gente joven” y coincidió en cuanto a “pensar la ciudad para que sea cuanto más mixta mejor”.

La edila Figueroa Casas expresó la “coincidencia” en el diagnóstico y en la necesidad de “los usos mixtos” para aludir a un proyecto que presentara en el que plantea “beneficios fiscales” para el área, para que “se instalen más comercios” y entre otros aspectos para que los locales gastronómicos puedan colocar mesas y sillas.

Dijo que también promueve “transformar oficinas en lugares para viviendas” tras los cambios producidos a partir del “home-office”.

Indicó la arquitecta González Cid que “todo suma, todo aporta”, y en cuanto a la posibilidad de que hoy edificios de oficinas se adecuen para vivienda estimó que “puede ser complejo”, cuestión en la que coincidió el subsecretario, Solari.

A su turno el edil Blanco realizó un análisis de la situación del área céntrica y sostuvo que “el proceso de desertificación del centro se agravó con la pandemia, pero viene de hace 20 años” y puso como contracara la situación en “avenida San Martín, Echesortu, o la avenida Alberdi, donde están casi todos los locales ocupados, y se da lo de la ciudad de 15 minutos, con comercio, trabajo y residencia”. También expresó que afectó al centro la descentralización “porque antes la gente venía a hacer trámites administrativos”.

En cuanto a los anuncios estimó como “muy poco los incentivos de un piso o dos más” y dijo que los terrenos en el centro son más costosos, para insistir que “me suena a poco 30 metros de altura”, e insistió en la necesidad de “mayores incentivos”.

Indicó la secretaria de Planeamiento, que “lo que tenemos que lograr es que la zona sea atractiva” y en ese marco recordó el concurso de ideas que realizaron para las peatonales, y respecto al cual la semana pasado se entregaron los premios.

La concejala Rueda, a su turno, recordó que también había presentado un proyecto respecto a incentivos fiscales, en cuanto al derecho de registro e inspección. También consultó sobre “propuestas concretas” en cuanto al tema playas de estacionamientos, y aludió asimismo a propuestas para terrazas con la posibilidad de instalar actividades gastronómicas, y a partir de ello los consecuentes controles.

La arquitecta González Cid consignó en relación a las playas que se esperan las iniciativas de los titulares de las mismas.

El concejal Zeno, destacó el trabajo efectuado desde el Ejecutivo, y sostuvo que “más allá de los edificios lo que hace a la ciudad son sus calles y lo que la gente está buscando es calidad de vida y eso se consigue en el espacio público”. Por ejemplo marcó la importancia que en el marco de la pandemia ganaron balcones y espacios abiertos de los edificios.

Recordó que “el centro es la parte más consolidada de la ciudad y donde la gente siempre quiso vivir” y en ese marco aludió, por ejemplo a “las supermanzanas o a las calles compartidas”. Aludió asimismo a las experiencias de la peatonalización de la calle San Luis.

La concejala Gigliani, en el cierre de las intervenciones preguntó los motivos del mantenimiento de las áreas de reserva y acerca del número específico de lotes en los que no sería obligatorio realizar cocheras.

Consultó asimismo respecto a “si se está pensando algo en particular, algún plan especial, sobre los convenios de patrimonio”. Coincidió en “la mirada de evitar estos vacíos urbanos que son las playas de estacionamiento”, pero marcó los pedidos que se presentan en la comisión de Planeamiento sobre excepciones a la normativa. La edila Pellegrini, por su parte también hizo una consulta sobre el número de playas de estacionamiento.

Estimó la edila Gigliani que debería tener que efectuarse una nueva reunión con los funcionarios del Ejecutivo, a partir del análisis pormenorizado que harán los ediles de cada una de las iniciativas presentadas.