28 julio, 2020

Feminismos y Disidencias trabajó sobre la implementación del protocolo de violencia de género

La comisión recibió a integrantes del Departamento Ejecutivo y del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario para avanzar en la aplicación en el ámbito de la administración pública.

La reunión fue presidida por la concejala Caren Tepp, de Ciudad Futura-FSP, y se realizó bajo la modalidad de teleconferencia. Estuvieron las edilas Susana Rueda, de Rosario Progresista; María Luz Olazagoitía, de Ciudad Futura – FSP; María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; Daniela León, de la Unión Cívica Radical /Juntos por el Cambio; Lorena Carbajal, de la bancada Socialista, y Norma López, de Frente de Todos-PJ. También contó con la presencia de la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck, quien expresó la importancia de realizar estas reuniones.  

Al inicio de la reunión, Tepp informó sobre el objetivo de la misma, respecto al análisis de cómo garantizar la aplicación del protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género en el ámbito de la administración pública municipal, ordenanza que fue aprobada en el corriente mes de julio.  

La presidenta de la comisión presentó a las invitadas a la reunión: la secretaria de Género y Derechos Humanos de la Municipalidad, Mariana Caminotti, y la secretaria adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Yamile Baclini, Vanina Navarrete y  Mónica Milillo, del programa sobre el trato digno del Sindicato; Viviana Rodríguez, de la mesa de seguimiento del protocolo y el director de Asistencia y Empoderamiento de las Víctimas municipal, Martín Illia. Luego de esto, realizó un repaso sobre la ordenanza y facilitó lugar al trabajo sobre la aplicación de la misma.

Sobre esto, Yamile Baclini sostuvo que desde el sindicato se busca unificar criterios al momento de una denuncia, respecto a los requisitos y también sobre los tiempos y plazos de la investigación.

Por su parte, Caminotti sugirió dar una inmediata difusión al protocolo, unificando una cartilla  desde los tres ámbitos Sindicato, Concejo y Municipalidad

Viviana Rodríguez, de la mesa de seguimiento del Protocolo, expuso una problemática como las licencias por violencia de género, y la imposibilidad de muchas mujeres que piden reincorporarse al trabajo y no pueden hacerlo por no resolverse la situación del denunciado. Y reforzó la necesidad de la difusión y lo importante de la presencia en estas reuniones de integrantes de la Dirección de Investigación, Ética Pública y Transparencia.    

León, resaltó tres cuestiones. Convocar personas de la Dirección de investigación, ética pública y transparencia. En segundo lugar es importante que el decreto reglamentario cuando llegue al área la denuncia deba darse conocimiento a la secretaría. En tercer lugar, el estatuto establece apartamiento del agente.  Se podría avanzar en definir si se debe apartar a la víctima como se hace actualmente o al victimario.

La edila Olazagoitía sostuvo que el protocolo puede ser una herramienta pedagógica para cambiar algunos comportamientos. Y aprovechó para pedir el tratamiento del proyecto sobre licencias.

Mónica Milillo, del programa sobre el trato digno del sindicato, expuso sobre la carga que pesa en las víctimas, respecto a la inversión de la carga de la prueba.

Norma López, propuso incorporar con claridad la mirada del gremio en la reglamentación.

Carbajal, realizó consideraciones y si bien coincidió con la necesidad de unificar criterios, también es real que hay disímiles casos. Por eso, creo que no siempre es fácil diferenciar una conducta violenta en general o una violencia de género en particular.

Mariela Mulhall, trabajadora del Concejo Municipal, celebró el encuentro y resaltó la importancia de tener un protocolo, ya que el mismo brinda seguridad a las víctimas, pero aclaró: “Si no hay sanción, no hay reparación”. Además solicitó a la secretaria del sindicato formar y capacitar a los integrantes responsables que asistan a la junta de disciplina en violencia de género.

La edila Gigliani, sostuvo la posibilidad de hacer un complemento entre el protocolo y la ley Micaela para que compañeros varones sepan las conductas que no se van a aceptar en ningún ámbito. Y asumir la responsabilidad de que el protocolo le pese a cualquier persona sin importar el rango y jerarquía que tenga. Necesitamos prevenir y sancionar para modificar en serio la realidad. Debemos avanzar en la reparación de la víctima, precisó.

Luego de las exposiciones, Yamile Baclini pidió la palabra para dar respuestas a algunos puntos: Coincidió en realizar en conjunto una difusión del protocolo. Reforzar la capacitación y formación en violencia de género.  Es necesario dar seguridad jurídica y una respuesta clara para generar confianza. Finalmente entendió oportuno trabajar cualquier propuesta referida a licencias.

Caren Tepp cerró la reunión donde informó notificar para los próximos encuentros a integrantes de la Dirección de Investigación, Ética Pública y Transparencia, y propuso 4 aspectos de trabajo: La difusión. La formación y capacitación. Una mesa de seguimiento y avanzar en definir la reglamentación.

Finalmente, Rueda hizo un repaso de lo acontecido en la misma y dejó un mensaje sobre el ejemplo que todo esto puede generar en otros ámbitos.

Por otra parte, respecto al tratamiento del temario, se dio proveído favorable,  para que retornen a la comisión de origen, a  los dos expedientes con pedidos de informe: Uno sobre reglamentación de ordenanza 9.372 Inserción laboral de mujeres víctimas de violencia de género. Y otro que refiere a muertes perinatales.

Además, se aprobaron dos proyectos semejantes, uno de Tepp y otro de Norma López donde ambos crean el  programa de producción de elementos de gestión menstrual.

Finalmente, Se acordó invitar a la próxima reunión del día martes 4 de agosto a las 12,45 a integrantes del Colectivo Lactancia Solidaria.